Guía de viaje - Qué hacer y qué ver en Miami

Miami no es sólo sinónimo de compras a precios bajos. Es la ciudad de Florida más visitada por turistas de todo el mundo, también ofrece diversión en la playa, museos, edificios históricos, una vida nocturna muy animada y variada gastronomía. Además, la ciudad tiene diversas opciones de deportes, tales como vela, golf y wakeboard.

Y si no eres tan bueno en inglés, no te preocupes. En muchos lugares se escucha el español, porque la ciudad está llena de nativos de Cuba, Puerto Rico y Venezuela. Algunos periódicos, incluso, afirman que 60% de la población de esta ciudad es de origen latina. Pero, para evitar problemas, es siempre bueno aprender expresiones básicas del inglés para sobrevivir durante sus días de estancia.

En su visita a esta ciudad, asegúrese de conocer importantes sitios históricos como el distrito Art Deco y la Little Havana.  En esta región hay una gran variedad de museos de temática audaz.

Bueno, después de aprovechar todas las atracciones turísticas de la ciudad, usted puede mimarse en las numerosas opciones de compras. Perfumes, ropa, electrónicos, cámaras fotográficas son siempre vendidos a precios bien bajos. Pero, para no ser engañado por el espíritu consumista, antes de viajar, haga una lista con todos los productos que desea comprar y cuánto cuestan en su país de origen. Con la lista y los valores en manos, es mucho más fácil averiguar lo que realmente vale la pena en el momento de la compra. Hay dos malls que considero tentadores  en esta ciudad: el Sawgrass Mills cerca de Fort Lauderdale, o el Dolphin Mall, situado cerca del aeropuerto.

Clima

Miami tiene un clima tropical, con veranos calurosos y húmedos. Los inviernos son casi siempre templados y secos. A mediados de marzo, la ciudad experimenta frentes fríos a partir de noviembre que duran hasta marzo. Por lo general, la temperatura mínima puede llegar hasta los 3°C. En días típicos de verano, las temperaturas varían de 19 °C hasta 29 °C.

Transporte:

Aunque Miami cuente con un sistema de transporte eficaz, incluyendo un tren urbano (metro) y varias líneas de autobús con billetes que cuestan alrededor de 2 dólares, creo que lo más recomendable es alquilar un coche. Eso es porque en algunos barrios, las aceras quedan vacías y no se pueden ver las líneas de autobús todo el tiempo. Peor aún si usted decide aprovechar las noches agitadas de la ciudad. Conducir en Miami es fácil, porque las calles están súper bien señaladas y encontrar estacionamiento no es tan complicado.

Si pasas por Dowtonwn, sepa que en esa calle hay un mini autobús gratis que cuenta con tres líneas circulares.

¿Tiene alguna información importante sobre ese destino? ¡Coméntenos!

¡Buen viaje!

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes