La relación de pareja después de los bebés, ¿qué ocurre en realidad?

Siempre en el comienzo de la gran tarea de decidir tener un hijo y estrenarse como padres, vienen de todas partes comentarios que en vez de darnos paz, nos atormenta aún más.

La llegada de un hijo (a) es en definitiva algo que para los nuevos padres llena de alegría, pero también de mucha incertidumbre, por una parte, los compañeros de trabajo de tu pareja puede que le digan que después de los hijos la pasión se acaba y por otra parte, a la mujer le dicen que jamás volverá a sentir lo mismo a la hora del coito.

Sin embargo, de todas las cosas que dicen, en lo personal pienso que por supuesto que sí va a cambiar muchas cosas,  es imposible volver a la relación de antes, sólo queda ir hacia adelante pero eso dependerá mucho de en qué punto está tu relación.

Y obviamente, si lo ponemos desde esa perspectiva, nos vamos a encontrar con una infinidad de diferentes  experiencias  de cómo les cambió su relación con la llegada de un bebé.

En realidad, según expertos, sí ocurren cambios pero no significa que para mal, lo que pasa es que muchas veces no está preparado uno de los dos para el gran rol de ser papás.

También afirman que si el bebé llega en un punto donde la relación estaba en un total desajuste, podría provocar una crisis mayor o la separación.

Y por último el dejar la relación “para luego” es el error más común, porque le prestan la total atención a la crianza del hijo (a) y se olvidan de cuidar también el amor de los dos.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes