Ser modelo de alta costura pasado los 50 años es posible en Shanghai

Vestida con un traje de flores, la modelo china Ma Yinhong, de pelo corto teñido de rubio, deslumbra en la pasarela de Shanghai con su estilo y presencia a sus 56 años de edad.

Su exitosa carrera en el modelaje inició hace dos años, ahora es una modelo cotizada por grandes marcas como Dolce & Gabbana.

Ma es una de varias modelos de su edad que se han popularizado en China y en marcas internacionales que intentan ganarse el creciente grupo de clientes denominado como los "silver spenders". Ella parece encarnar lo que busca este grupo del mercado, que es gastar más en ellos mismos.

"Yo nunca salgo sin estar bien vestida y arreglada. Nunca me permito verme como una abuelita," expresó Ma a AFP en un show para Uooyaa.

Ahora hay una alta demanda de las glamurosas personas mayores en China para moda de alta costura.

"Me guardan para el final del desfile, después de las modelos jóvenes, así soy muy visible", durante los desfiles de moda" dijo Ma.

En el 2050, una de cada tres personas en China, o 487 millones, serán mayores de 60 -una figura mayor a la población de Estados Unidos - según la agencia de noticias Xinhua.

La población de personas mayores se ha convertido en un nicho en mercados como ropa, accesorios, cosméticos y viajes, según firma de investigación del consumidor Mintel.

Según modelo Liu Wei, retratar a modelos mayores en estilos de vida activos y jóvenes, es una buena estrategia de mercadeo en una cultura que tradicionalmente respeta a las personas mayores.

"Un sentido sofisticado es notorio en sus expresiones faciales", explicó el modelo de 52 años.

Agregó, "hombres guapos y jóvenes, incluso su buena apariencia física, no transmiten madurez."

Liu comenzó a modelar hace tan solo dos meses, lo hace como un pasatiempo. Generalmente modela en anuncios que muestran a hombres de negocios exitosos.

"El mercado para modelos mayores en China no es muy grande pero está creciendo," dijo Michelle Chien, de la agencia de modelos ESEE Model Management, una de las agencias más grandes de la ciudad.

En los últimos cinco años, las pasarelas a nivel mundial han visto mayor diversidad en edad con modelos como Jacky O'Shaughnessy, Jan de Villeneuve y Maye Musk, madre de Elon Musk, convirtiéndose en íconos de la moda a los 60 o 70 años de edad.

A pesar de que muchas marcas han aceptado las canas y arrugas que vienen con modelos de mayor edad, Ma aclará que igual es importante mantenerse en forma y bien vestida.

Ma va al salón para arreglarse el cabello cada tres semanas, y se mantiene en forma yendo al gimnasio regularmente.

Ma explicó, "mantener una buena salud me permite quedarme en la pasarela. No existe un límite de edad en la moda, así que espero que mi sueño pueda continuar."


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes