Telemetro Telemetro Logo

Un aire de cambio llegó a los Oscar

“Miren a su alrededor damas y caballeros”, dijo Frances McDormand el domingo durante su discurso de agradecimiento tras ganar el Oscar a la mejor actriz, “todas tenemos historias que contar”, agregó en referencia a las otras nominadas a los Oscar en el Teatro Dolby a quienes pidió que se pusieran de pie al mismo tiempo.

Este gesto también se sintió como si McDormand señalara la vibra generalizada de la noche: el cambio pedido de muchas maneras, en los primeros Premios de la Academia en la era post Harvey Weinstein.

Hubo bastantes momentos #MeToo, incluyendo la participación emotiva de una de las acusadoras más prominentes de Weinstein en Hollywood. Pero también hubo otros subtextos, sobre diferentes tipos de diversidad: racial, geográfica y generacional, por ejemplo.

“Esta es una puerta, patéenla para abrirla y entren”, dijo el director mexicano Guillermo del Toro en el último discurso de la noche al recibir el premio a la mejor película por su cinta de fantasía "The Shape of Water". Sus palabras también podrían ser vistas en un contexto más amplio: Hollywood está listo para algo diferente, y así se sintió la noche de los Oscar. A continuación algunos momentos notables, tanto serios como graciosos en la gran noche del cine.


___

KIMMEL LO LOGRÓ

Había dudas sobre si Jimmy Kimmel abordaría el tema del elefante blanco en la sala y qué tan pronto lo haría. Bueno, agarró al toro por los cuernos desde su monólogo de arranque y evocó al ahora controversial nombre de Weinstein, quien hasta hace unos meses era uno de las personas más importantes en los Oscar y que ahora ha sido expulsado de la academia. Kimmel también se puso serio cuando habló no sólo de violencia sexual sino de la diferencia de sueldos entre mujeres y nombres en la industria. A la élite de Hollywood en el Teatro Dolby le dijo: "El mundo nos está viendo. Necesitamos poner un buen ejemplo”.

___

SIN CÓDIGO DE VESTIMENTA

En los Globos de Oro las mujeres se vistieron de negro. En los Grammy llevaron flores blancas. Para los Oscar del domingo el código de vestimenta se había acabado y la conversación avanzó hacia una nueva fase de los movimientos #MeToo y Time's Up. "Hicimos eso de los códigos de vestimenta”, dijo a The Associated Press Tarana Burke, fundadora del movimiento #MeToo. “Y ahora vamos a trabajar. El plan es continuar trabajando para darle a la gente recursos”. Burke agregó que millones de personas habían usado el famoso hashtag, y todas tenían historias y necesidades que debían ser atendidas.


___

ALGUIEN GANÓ EL JET SKI

En una broma que surgió al comienzo de la ceremonia y funcionó bien, Kimmel prometió un jet ski (moto acuática) al galardonado con el discurso más conciso. Incluso usó a Helen Mirren para que posara como edecán junto a él, como si estuviesen en el programa "Let's Make A Deal". Los ganadores se apoderaron de la broma a lo largo de la noche: “Obviamente no voy a ganar el ski", bromeó el premiado con el Oscar al mejor actor Gary Oldman ("Darkest Hour"), mientras se adentraba en su lista de agradecimientos. El ganador fue el diseñador de vestuario de "Phantom Thread", Mark Bridges, quien llegó al escenario triunfalmente montado en el ski al final de la premiación, muy bien acompañado por Mirren.

___

PARA LOS DREAMERS

Aunque el Presidente Donald Trump fue apenas mencionado durante la noche, sus políticas fueron abordadas de varias maneras. Al entregar un premio el comediante nacido en Pakistán Kumail Nanjiani y la actriz keniana nacida en México Lupita Nyong'o enviaron un mensaje a los llamados Dreamers (soñadores), jóvenes llevados de manera ilegal a Estados Unidos cuando eran niños quienes se encuentran en Estados Unidos bajo riesgo de ser deportados.

"Al igual que todos en esta sala y todos los que nos ven en casa somos soñadores”, dijo Nyong'o. "Crecimos soñando que un día trabajaríamos en el cine. Los sueños son la base de Hollywood y los sueños son la base de Estados Unidos". Nanjiani agregó: "Así que a todos los Dreamers allá afuera, los apoyamos”.

FOTOS - Momentos de los Oscar 2018

___

ACUSADORAS DE WEINSTEIN

En el más emotivo momento #MeToo de la noche, tres actrices que fueron clave para revelar y divulgar la historia de Weinstein, emergieron para pedir diversidad de todo tipo en el cine.

Ashley Judd, cuyas acusaciones aparecieron primero en un artículo del New York Times en octubre pasado, habló de "el poderoso sonido de las nuevas voces, de voces diferentes, de NUESTRAS voces, uniéndose en un poderoso coro que finalmente está diciendo 'Time's Up!'". Annabella Sciorra, quien contó en entrevista con la revista The New Yorker que Weinstein la había violado, señaló “el camino por delante es largo, pero lentamente ha emergido un nuevo sendero”. Y Salma Hayek, quien escribió un artículo en primera persona en el que calificó a Weinstein como “mi monstruo también”, saludó a esos “espíritus imparables que pelearon y rompieron ... las percepciones parciales contra su género, su raza y su origen étnico para contar sus historias”.

___

PEELE HACE HISTORIA

Si quieren inspiración para seguir trabajando en algo escuchen a Jordan Peele, quien hizo historia al convertirse en el primer afroestadounidense en ganar el Oscar al mejor guion original por su innovadora cinta de terror "Get Out" con la que también debutó como director. Peele dijo al público: "Dejé de escribir esta película unas 20 veces porque me parecía que era imposible. Pensé que no iba a funcionar. Pensé que nadie iba a hacer esta película”. Pero siguió intentando, “porque sabía que si alguien me dejaba hacer esta cinta entonces la gente la escucharía y la gente la vería”.


____

GRACIAS MAMA

Cada ceremonia de los Oscar tiene invariablemente un saludo a mamá y este año no fue la excepción. Oldman agradeció a su madre de casi 99 años y le dijo: “pon la tetera, voy a llevar el Oscar a casa”. La nominada a mejor directora Greta Gerwig, quien creó una conmovedora relación madre-hija en "Lady Bird", también se sumó a la tendencia cuando le preguntaron qué le diría a su yo de 17 años y respondió: "Pórtate mejor con tu madre”.

___

MERYL

Meryl Streep siempre parece estar en medio de las discusiones en los Oscar, ya sea en el escenario o no. La actriz nominada una vez más, ahora por "The Post", no ganó, pero la gente la mencionó constantemente. Kimmel bromeó en la ceremonia que no fue nominada unos años en la década de los 90 “pero sólo porque estuvo en prisión”. Tiffany Haddish reverenció en la alfombra roja y luego bromeó sobre ella en el escenario. Jodie Foster y Jennifer Lawrence también bromearon sobre ella. Foster dijo que estaba en muletas porque Streep "me hizo lo de ‘I, Tonya'". Lawrence dijo que Streep se había tropezado con ella una vez.

___

McDORMAND TUVO ALGO QUE DECIR

Frances McDormand dijo que tenía algo que decir y así fue. Exhortó entusiastamente a todas las mujeres nominadas en la sala a ponerse de pie con ella “las actrices, cineastas, productoras, la directora, las guionistas, la fotógrafa, las compositoras, las letristas, las diseñadoras...”. Tras instar a Hollywood a contar las historias de esas mujeres terminó con un mensaje de dos palabras para sus colegas femeninas en Hollywood: "cuota de inclusión”, en referencia a la capacidad de las estrellas para exigir en su contrato un nivel de diversidad entre el equipo que trabaja en una película tanto al frente como detrás de cámara

___

GRACIAS A MÍ

Algunos galardonados en el Oscar agradecen a todos. Allison Janney hizo lo contrario, la ganadora del Oscar a la mejor actriz de reparto por "I, Tonya" dijo sobre el escenario: "lo hice todo yo sola". Tras sonreír explicó: “nada está más lejos de la realidad” y entonces empezó sus agradecimientos.