Telemetro Telemetro Logo

Un año devastador

El historiador inglés Eric Hobsbawn calificó el siglo XX como un “siglo corto”, ya que consideraba que había comenzado en el año 1914, con el inicio de la Primera Guerra Mundial y terminado en 1989, con la caída del Muro de Berlín. "Los tiempos históricos no siempre coincidían con los tiempos cronológicos", decía.

Un siglo después, parece que el fenómeno se ha repetido. Los sucesos ocurridos durante el año 2016 han sido tan impactantes, que según algunos analistas, el siglo XXI inició realmente el año que termina. Veremos cuándo y cómo finaliza.

El populismo, producto de la ira y el desencanto de un modelo económico que dejó a muchos atrás, provocó lo impensable en el 2016: la salida del Reino Unido de la Unión Europea –el Brexit- y el triunfo electoral de Donald Trump.

Entre los muchos motivos que provocaron esta hecatombe está el miedo a la migración; y justamente este año, miles y miles de seres humanos murieron tratando de escapar de la guerra y el hambre. Y pronto, sobre todo si Donald Trump abandona los compromisos de Estados Unidos relacionados con el cambio climático, la gente empezará a migrar por razones climáticas.

El terrorismo siguió golpeando duro en el mundo en el 2016, haciendo que el miedo se convirtiera en un compañero constante. Orlando, Turquía, Irak, Siria, Nigeria, Libia, Somalia, Israel, Bruselas, Niza y muy cerca de Navidad, Berlín, fueron algunos de los escenarios de este horror.

Otra sorpresa ocurrida en 2016 fue el rechazo en las urnas del acuerdo de paz en Colombia. Tan inesperada decisión está siendo enmendada, pero el asombro por el resultado del domingo 2 de octubre fue tanto, que los grupos que rechazaban el acuerdo no estaban preparados para el triunfo. En este caso, como en el Brexit y en las elecciones de Estados Unidos, se produjo un fracaso estrepitoso de las encuestas. Un tema para analizar.

Obviamente que para nosotros los panameños, la noticia más impactante y demoledora vino con el nombre de Panama Papers. Fue un batazo en la cabeza del que aún no nos recuperamos.

Algo similar podría decirse del caso Waked, y la sorprendente caída de un imperio económico tras la decisión del Estados Unidos de incluir a dos miembros de la familia Waked en la Lista Clinton, al acusarlos de lavar dinero.

Cuando escribo este artículo sigue sin definirse el futuro del grupo editorial GESE, también parte del conglomerado Waked. De no encontrarse una salida, se callará la voz de La Estrella de Panamá, el diario más antiguo del país y el tercero del continente. Sería una gran pérdida.

Ya casi finalizando el año, Odebrecht llegó al "hit parade", pero no por la acción de la justicia panameña sino por las confesiones que los involucrados en el monumental esquema de corrupción están haciendo en Brasil y Estados Unidos. Las revelaciones, como siempre, vendrán de otros lares.

Finalmente, el año 2016 será recordado por la muerte de tantos, iniciando con el ícono del rock, David Bowie el 10 de enero.

A esta triste noticia se sumaría una lista sorprendente: Humberto Eco, filósofo y escritor; Alan Rickman, actor; Harper Lee, escritora; Nancy Reagan, exprimera dama; George Martin, llamado el quinto Beatle; Johan Cruyff, futbolista; Zaha Hadid, arquitecta; Imre Kertesz, Nobel de Literatura; Chus Lampreave, actriz; Manolo Tena, músico; Patricio Aylwin, líder de la transición chilena; Prince, músico; Miguel de la Cuadra Salcedo, explorador y periodista; Muhammad Alí, boxeador y activista; Bud Spencer, actor; Emma Cohen, actriz y escritora; Gustavo Bueno, filósofo; Juan Gabriel, cantante; Gene Wilder, actor; Simón Peres, expresidente de Israel y Nobel de la paz; Elie Wiesel, sobreviviente de Auschwitz y Nobel de la paz; Dario Fo, dramaturgo y Nobel de Literatura; Gwen Ifill, periodista; Robert Vaughn, actor; Bhumibol Adulyadej, rey de Tailandia; Andrzej Wajda, director de cine; Matt Roberts, guitarrista; Leonard Cohen, músico y poeta; Fidel Castro, líder de la revolución cubana; Zsa Zsa Gabor, actriz; Henry Heimlich, creador de la maniobra Heimlich; Alan Thicke, actor; John Glenn, astronauta; George Michael, músico; Carrie Fisher, actriz; Debbie Reynolds, actriz. La lista sigue y sigue.

Y cercanos a mi corazón, Itzel, Heliana, Quique, Eduardo, Jorge Riba, la esposa de Jorge y, por supuesto, Rogelio.

Lo dicho: un año devastador.