Arquidiócesis de Panamá informa sobre separación de tres sacerdotes por conductas inapropiadas

La Arquidiócesis de Panamá  informó este sábado que tres sacerdotes se mantienen separados de sus funciones y deberes como presbíteros, tras la filtración de vídeos donde denuncian y muestran “conductas inapropiadas y escandalosas”. 

Se trata de los sacerdotes Rogelio Topin, Orlando Rivera y Karl Madrid, los que fueron separados desde el pasado 6 de septiembre de 2019, según se prevé en la Iglesia Católica ante esas circunstancias.

En un comunicado la Arquidiócesis de Panamá indicó que hasta el momento, “no ha sido informada de que exista alguna acusación en contra de estos presbíteros, pero se ha tomado esta previsión de suspenderlos con el fin de restablecer la justicia, procurar la conversión del clero y reparar el escándalo causado”.

En un vídeo que circula en las redes sociales con el título “doble moral en la Iglesia Católica...”, se muestran imágenes de un joven extranjero con uno de los sacerdotes. Además, mensajes de texto a través de la aplicación WhatsApp, en el cual se observan lugares, nombres y direcciones. 

En este sentido, la Iglesia panameña reiteró su posición de “tolerancia cero” ante cualquier clase de abuso, especialmente a menores y personas vulnerables.

Los presbíteros señalados no podrán administrar ningún sacramento , dígase eucaristía, reconciliación, bautismo, unción de los enfermos, ni ser testigos de matrimonio.

"Una vez más nuestro irrestricto compromiso en la búsqueda de la verdad y la justicia, único camino para una verdadera reparación y sanación de nuestra Iglesia”, sostienen.

El comunicado de Comunidad Salesiana aclara que “ninguno de los sacerdotes señalados es miembro de su comunidad y, por lo tanto, ninguno de ellos ha trabajado en la Parroquia Basílica Don Bosco”.

Asimismo, manifestaron que están a disposición para colaborar con la justicia.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes


Tu emisora... Parte de tu vida