"Yo soy inocente" dice Martinelli de caso pinchazos, asegura que confía en la justicia de Panamá

El expresidente Ricardo Martinelli reiteró este martes su inocencia en el proceso de las interceptaciones de comunicaciones durante su administración, y aseguró que está dispuesto a enfrentar las investigaciones, porque confía en la justicia de Panamá.

Martinelli tomó la palabra durante la audiencia de revisión de medida cautelar y en un tono muy efusivo manifestó "yo soy inocente, este es un proceso que me han armado políticamente para inhabilitarme".

De acuerdo con el expresidente todos los procesos en su contra iniciaron cuando anunció sus aspiraciones políticas en los comicios del 5 de mayo del 2019.

Aseguró que no tiene ninguna intención de salir de Panamá, porque al hacerlo se reactivan los casos que por la ley de especialidad se tienen que finiquitar, además sostiene que regresó para enfrentar el proceso porque "confío en ustedes, confío en la justicia panameña, confío en mi país y confío en mi proceso", dijo mirando de frente a los magistrados.

El exmandatario señaló que regresó a pesar  de que podía quedarse en Estados Unidos en el proceso de extradición por un año más mientras termina el gobierno del presidente de la República Juan Carlos Varela y que sus familia no quería que viniera a Panamá, porque está dispuesto a enfrentar el proceso.

"Me siento muy confiando y yo vine a Panamá a enfrentar este proceso y había pedido que se aceleraran todos los otros casos, porque yo quería venir a enfrentar este (de los pinchazos) y a demostrar las falacias que tiene este caso, este para mí es muy especial porque no quisiera que a mí se me violara mi intimidad y yo soy completamente inocente, no tengo nada que ver con esto", expresó.

Durante su intervención también aseguró que ha venido a recuperar su nombre y su reputación, además manifestó que todas sus tarjetas de crédito han sido cerradas, y no tiene cuentas bancarias, producto de los diversos procesos que enfrenta.

En cuanto a su estado de salud indicó que no tiene cáncer de próstata, y aunque no sabe quién inventó la enfermedad, sí tiene problemas para orinar, además de cáncer en otras partes del cuerpo que es controlable, así como glaucoma problemas de presión aterial, y cardíacos.

Actualmente el exmandatario se encuentra recluido en el centro penitenciario El Renacer donde fue traslado tras su llegada a suelo panameño y luego que saliera del Hospital Santo Tomás donde pasó varias noches debido a quebrantos de salud que presentó tras su repatriación.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes


Tu emisora... Parte de tu vida