Sistema de Puerto Libre para Colón es aprobado en tercer debate

La Asamblea Nacional aprobó en tercer y último de debate una normativa que establece la exclusión de pagos tributarios por la importación de mercancías, tanto para nacionales como extranjeros, para incentivar las ventas libres de impuestos en las calles de la ciudad caribeña de Colón.

Se trata del proyecto de Ley 648 que modifica y optimiza los beneficios de la Ley 29 de 1992 que creó el Sistema Especial de Puerto Libre para la provincia de Colón (Seplc).

La norma contempla que las mercancías estén exentas de aranceles o impuestos de importación, del impuesto a la transferencia de bienes corporales muebles y la prestación de servicios, así como del impuesto selectivo al consumo (lSC).

Las mercaderías solo podrán ser importadas al territorio fiscal nacional.

La propuesta permite que se otorguen créditos fiscales como incentivo para fortalecer la inversión comercial en las dieciséis (16) calles de la ciudad de Colón y en el puerto de Colón 2000.

Por medio de esta normativa se establece un sistema fiscal y aduanero especial con estructura de Puerto Libre aplicable al territorio de la provincia de Colón, con excepción de las áreas sujetas a la Zona Libre de Colón (ZLC).

Dicho crédito fiscal deberá ser utilizado, exclusivamente, por el respectivo contribuyente para el pago de impuestos de importación, hasta por un plazo máximo de 365 días calendario, contados a partir de la fecha en que se reconozca el respectivo documento.

El 30 de junio de 2017, el Gobierno de Panamá puso en marcha las ventas libres de impuestos en el centro histórico de Colón, a casi un año de haber extendido por ley las exenciones de la zona franca de esa ciudad a las 16 calles del casco viejo.

La iniciativa Colón Puerto Libre busca reactivar la economía de la deprimida ciudad caribeña, que alberga la ZLC, la más grande del hemisferio y visitada cada año por 600.000 pasajeros de cruceros.

Para que los beneficios impositivos pudieran otorgarse a los compradores fuera de los límites de la zona franca, pero solamente en las calles del centro de Colón, las autoridades instalaron una plataforma tecnológica por la cual se controla la aplicación de los incentivos fiscales.

La plataforma interconecta las bases de datos del Tribunal Electoral, la Autoridad Nacional de Aduanas, el Servicio Nacional de Migración, la Dirección General de Ingresos (recaudador), el Ministerio de Economía y Finanzas y el Ministerio de Comercio.

Esta plataforma le permite al comercio llevar un inventario de la mercancía que tiene a la venta a la cual le aplica el sistema de puerto libre y llevar el saldo que mantiene el comprador local, a fin de que pueda conocer su balance, según ha explicado el Gobierno.

Con el régimen de Colón Puerto Libre solamente los extranjeros pueden hacer sus compras exentas de todo impuesto y de manera ilimitada, mientras los nacionales pagan solo el impuesto de arancel de importación con un límite de consumo semestral de 1.000 dólares.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes


Tu emisora... Parte de tu vida