Los homicidios bajan un 11,3 % en lo que va del 2019 en El Salvador

La cifra de homicidios en El Salvador, uno de los países más violentos del mundo, se redujo un 11,3 en lo que va del 2019, informó este domingo un portavoz de la Policía Nacional Civil (PNC).

Entre el 1 de enero y el 9 de febrero se registraron al menos 344 homicidios, 44 menos que los 388 computados en el mismo lapso del año 2018, indicó la fuente.

Añadió, sin precisar las razones de la baja, que con estos datos el promedio diario de muertes violentas se ubicó en 8,6 y que solo en febrero se han reportado 59 homicidios.

Esta baja en los homicidios se da después de que el país experimentó un período de alza en los primeros 20 días de enero, situación generada por una "acción deliberada" de la pandilla Mara Salvatrucha (MS13), según el director de la Policía, Howard Cotto.

Las pandillas, según el Gobierno, también recrudecieron los ataques contra miembros de la Policía y del Ejército, que han reportado los homicidios de 9 agentes, un empleado administrativo y dos soldados.

Cotto ha señalado en varias ocasiones que la MS13 optó por asesinar a miembros y colaboradores disidentes y de bandas contrarias para elevar la cifra de homicidios.

Estos hechos llevaron al Ejecutivo a suspender las licencias a los policías para incrementar los operativos en las comunidades con presencia de pandillas, que se saldaron con la detención de más de 360 personas.

El Gobierno responsabiliza a las "maras" de los altos índices de homicidios de entre 103 y 50,3 por cada 100.000 habitantes entre 2015 y 2018, cifras que ponen a la nación centroamericana como uno de los países más violentos del mundo.

Las pandillas, un fenómeno considerado como herencia de la guerra civil (1980-1992) y que se fortaleció con la deportación de pandilleros de Estados Unidos, han resistido a los planes de seguridad implementados en las últimas cuatro administraciones. 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes