No enjuiciarán a Óscar Arias por el caso de la mina Crucitas

El Juzgado Penal de Hacienda de Costa Rica notificó el jueves el sobreseimiento definitivo a favor del dos veces expresidente Óscar Arias, por lo que no tendrá que enfrentar un juicio por el caso de la mina Crucitas.

El Ministerio Público acusó a Arias en agosto del año anterior, luego de que la fiscal general, Emilia Navas, reabriera el caso.

Al expresidente se le señalaba por el presunto delito de prevaricato tras la firma de un decreto de “conveniencia nacional” a favor de la fallida mina Crucitas durante su segunda administración (2006-2010), con el que se pretendía la explotación de oro a cielo abierto en la zona norte del país.

La declaratoria permitía, entre otras cosas, cambios en el uso del suelo, tala de árboles protegidos y la suspensión de la moratoria a la explotación áurea que existía desde el gobierno anterior de Abel Pacheco (2002-2006).

Sin embargo, un tribunal costarricense declaró que los permisos para el funcionamiento de esta mina se dieron de forma ilegal y recomendó investigar a varios funcionarios, incluido Arias.

El juicio por la mina halló daño ambiental y lo cuantificó en 10,4 millones de dólares por la tala de árboles que preparaba el terreno para iniciar los trabajos. La mina como tal no se desarrolló, pero se taló la vegetación que incluía especies de árboles protegidas, como el almendro amarillo.

Tras superar las etapas de audiencias preliminares y rendir su declaración, ahora Arias no tendrá que enfrentar un juicio por estos cargos, según confirmó a la AP su abogado, Rodolfo Brenes.

“Se dicta sobreseimiento definitivo por prescripción para con el encartado Oscar Arias Sánchez, por los dos delitos de Prevaricato así como un delito de Cohecho Impropio acusados en la sumaria 12-000124-0621-PE”, dice la resolución notificada a Arias.

El abogado del Nobel de la paz de 1987 circuló un comunicado en el que “lamenta el hecho de que el Ministerio Público haya destinado tiempo y recursos para reabrir una causa penal cuyos hechos estaban prescritos desde hace tiempo y donde claramente no existe ningún delito”.

Quién sí tendrá que enfrentar un juicio por este caso es el exministro de Ambiente de Arias, Roberto Dobles, junto a varios funcionarios de esa administración involucrados en el otorgamiento de los permisos.

Ahora el expresidente costarricense solo tiene pendiente el proceso penal por presunta violación y abuso sexual tras las acusaciones que formularon en su contra una activista antibélica y una exMiss Costa Rica, entre otras mujeres.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes