Venezuela investigará a su exembajador ante la ONU

El gobierno de Venezuela anunció el martes el inicio de una investigación al antiguo jefe de la empresa petrolera estatal y exembajador ante la ONU. Se investiga a Rafael Ramírez por sus lazos con una vasta conspiración de corrupción pública en PDVSA, dijo el fiscal general Tarek William Saab.

Hace una semana, Ramírez renunció a su puesto de embajador ante la ONU por orden del presidente Nicolás Maduro. Las relaciones entre los dos se habían crispado en tiempos recientes.

Se cree que Ramírez, que nunca formó parte del círculo íntimo de Maduro, es el blanco principal de una operación de limpieza en PDVSA, empresa que dirigió durante más de una década. La purga ha alcanzado dos de sus sucesores en la empresa y un primo suyo, todos arrestados.

Ante el declive de la producción petrolera venezolana y en medio de una severa crisis económica y política, Maduro ha ordenado una gran reestructuración de PDVSA, la fuente de casi todas las finanzas públicas del país en divisa extranjera.

Docenas de funcionarios han sido arrestados en semanas recientes, entre ellos dos exministros de petróleo. Diego Salazar, un primo de Ramírez, fue arrestado por sospecha de haber trasladado 1.600 millones de dólares a bancos en la principalidad de Andorra en Europa.

La fiscalía no ha anunciado ningún cargo específico contra Ramírez, quien desde su renuncia ha negado formar parte de conspiración alguna. Se desconoce su paradero y los intentos de The Associated Press por pedirle comentario no han dado fruto.

En tiempos recientes, Ramirez había criticado más al gobierno de Maduro en medio de una crisis económica sin precedente, asegurando que sentía la necesidad de expresar su descontento sobre políticas de las cuales era conocedor ya que estuvo tanto tiempo al frente de PDVSA.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes