Transición en Cuba es "ilegítima", dice el secretario general de la OEA

La transición en Cuba, donde este jueves el octogenario Raúl Castro entregó la presidencia a Miguel Díaz-Canel, es "ilegítima", según el secretario general de la OEA, Luis Almagro, quien además tildó de "dictadura" al gobierno de La Habana.

"El triunfo de la dictadura sobre la libertad no se llama revolución. La sucesión presidencial de la que hemos sido testigos en Cuba es un intento de perpetuación de un régimen autocrático dinástico-familiar. Se llama dictadura", dijo Almagro en un comunicado de la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos.

El texto, titulado "Cuba: Una transición ilegítima", asegura que la elección de Díaz-Canel por parte de la Asamblea Nacional "se da sin la libre expresión del pueblo cubano" y que "cuando se desconoce la soberanía del pueblo, se deslegitima el único fundamento de la autoridad de los gobernantes".

Díaz Canel, que cumple 58 años este viernes, es un civil comprometido a dar continuidad al legado de sus antecesores y en su primer discurso como gobernante aseguró que Cuba seguirá siendo "verdeolivo", en una señal hacia el ala dura revolucionaria de militares históricos.

Para el nuevo presidente, su antecesor Raúl Castro, quien permanece como líder del gobernante Partido Comunista (PCC, único) hasta 2021, además "encabezará las decisiones de mayor trascendencia".

El secretario general de la OEA dijo que la asunción de Díaz-Canel "significa décadas de falta de democracia y vulneración de los derechos humanos y las libertades fundamentales".

"En 2018, un régimen que encarcela y calla a los opositores y disidentes, que elimino la libertad de expresión, que acumula décadas de ejecuciones selectivas por razones políticas, no puede ser asimilado como un sistema cuya práctica política es aceptable en el Hemisferio", continúa el secretario general.

"Las acciones del régimen han sido extremadamente negativas para la estabilidad y la seguridad regional, así como han costado mucha sangre, polarización y división entre los países. El caso de Venezuela es paradigmático de las ambiciones geopolíticas del régimen cubano", añade, mencionando al gran aliado de La Habana.

Almagro fue vetado de entrar a Cuba en 2017 para recibir el premio de la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia, y el diario oficial Granma destacó que tampoco era bienvenido este año cuando esa organización de la disidencia lo volvió a invitar.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7