Sigue el juicio a la expresidenta surcoreana pese a su negativa a comparecer

El tribunal del Distrito Central Seúl que juzga por corrupción a la expresidenta surcoreana Park Geun-hye anunció hoy que continuará con el procedimiento pese a la negativa de la exmandataria a comparecer ante la corte desde el pasado octubre.

Park, en prisión preventiva desde marzo pasado, ha intentado boicotear el proceso desde que el tribunal decidió, el 13 de octubre, prolongar su arresto preventivo otros seis meses ante el temor a que destruya pruebas.

En protesta por esta decisión, todos sus abogados abandonaron el caso y ella se ha negado a asistir al juicio alegando que sufre agudos dolores en los pies y la espalda que atribuye a las "condiciones inhumanas" en las que la tienen recluida en la prisión de Uiwang, al sur de Seúl.

La expresidenta también se ha negado a reunirse una sola vez con los cinco abogados de oficio que se le han asignado.

El tribunal determinó hoy que las dolencias que denuncia Park no son motivo suficiente para ausentarse de las vistas y estimó necesario seguir adelante con el procedimiento debido a la larga lista de pruebas por examinar y de testimonios pendientes y ante el periodo limitado de prisión preventiva que pesa sobre la acusada.

Park, de 65 años, fue destituida y encarcelada provisionalmente el pasado marzo por su rol en la trama que protagonizó junto a su amiga Choi Soon-sil, conocida como la "Rasputina" por su cercanía con la exmandataria.

Ambas están acusadas de haber extorsionado varios millones de dólares a diversas empresas, entre ellas Samsung, a cambio de que éstas obtuvieran un trato de favor del Gobierno y Park se enfrenta por ello a penas de prisión de entre 10 años y cadena perpetua.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes