Presionan a hoteles para que no alojen a migrantes detenidos

Hay un nuevo objetivo en el debate migratorio en Estados Unidos: los hoteles.

Grupos defensores y sindicatos están presionando a Marriott, MGM y otros para que no alojen a migrantes que han sido arrestados por las autoridades. Durante décadas, el gobierno ha detenido ocasionalmente a migrantes en hoteles y advierte que tendría que dividir a las familias si los hoteles no cooperan.

Es el ejemplo más reciente de una industria privada atrapada en la lucha política de un sistema migratorio rebasado.

Las aerolíneas American y United Airlines dijeron el año pasado que no querían transportar a niños migrantes separados de sus padres. Greyhound pidió a las autoridades no dejar a los inmigrantes dentro de sus estaciones de autobuses. Más recientemente, grupos de inmigración han criticado a Enterprise por alquilar furgonetas a agentes federales y al Banco PNC por financiar centros de detención privados.

A los hoteles no les gusta meterse en la política. Están acostumbrados a aceptar negocios sin preguntar y a sintonizar los televisores de sus lobbys con canales no políticos. También están acostumbrados a trabajar con el gobierno, ya sea para alojar a víctimas de inundaciones, contratistas de defensa o conferencias.

Pero cuando el gobierno de Trump anunció hace unos días el arresto de arresto familias migrantes y que podría usar hoteles, las grandes compañías respondieron. Marriott, Hilton, Choice Hotels, Best Western, Wyndham, Hyatt, IHG y MGM Resorts publicaron declaraciones donde dijeron que no querían que sus hoteles fueran utilizados para detener a los migrantes.

Los hoteles se sintieron presionados por sus sindicatos, que representan a miles de migrantes, así como por clientes molestos por las recientes escenas de hacinamiento y otras condiciones miserables en los centros de detención.

"Los hoteles están destinados a dar la bienvenida a personas de todo el mundo, no a encarcelarlos", dijo D. Taylor, presidente del sindicato de trabajadores hoteleros Unite Here.


El director interino del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), Matthew Albence, informó que la agencia usa hoteles "estratégicamente" para mantener unidas a las familias antes de transferirlas a los centros de detención o deportarlas. Hasta el 16 de julio, la agencia tenía 53.459 individuos bajo custodia, incluyendo 311 miembros de familias. El ICE no dijo si está usando hoteles para detener a los migrantes.

Una cadena nacional, Motel 6, enfrentó demandas legales después de que fue acusada de compartir los nombres de los huéspedes con las autoridades de inmigración.

 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes