Nigeria sorprendida por la posposición de las elecciones

Los principales candidatos de Nigeria condenaron el sábado la decisión de última hora de posponer una semana las elecciones presidenciales, al 23 de febrero, culpándose unos a otros pero apelando a la calma en la mayor nación de África con un gobierno democrático.

La decisión, anunciada apenas cinco horas antes de la apertura de las urnas, resultará costosa. Ahora las autoridades deben decidir qué hacer con los materiales electorales ya entregados en un ambiente tenso en el que algunas instalaciones electorales han sido incendiadas en los últimos días.

El presidente de la comisión electoral, Mahmood Yakubu, dijo a los sorprendidos observadores, diplomáticos y otros, que la demora no tenía nada que ver con la inseguridad o la influencia política. Culpó a "circunstancias muy difíciles", entre ellas el mal tiempo que afecta a los vuelos, así como a los ataques incendiarios a tres oficinas de la Comisión, en un aparente "intento de sabotear nuestros preparativos".

Si la votación hubiera continuado según lo previsto, las mesas electorales no podrían haberse abierto al mismo tiempo en todo el país. "Esto es muy importante para la percepción pública de que las elecciones son libres, justas y creíbles", dijo Yakubu, quien agregó que hasta las 2 de la madrugada aún confiaba en que las elecciones se llevarían a cabo.

Algunos de los votantes en la capital, Abuya, y en otras partes del país realizaron largos viajes para poder votar y señalaron que no pueden hacer el gasto para esperar otros siete días más. Advirtieron que podría haber una apatía electoral.

Los dos partidos políticos principales de la mayor democracia del continente africano criticaron la decisión.

El partido que respalda al principal candidato de oposición Atiku Abubakar acusó al gobierno del presidente Muhammadu Buhari de “instigar la posposición” con el objetivo de garantizar una baja participación electoral.

“Su plan es el de provocar al público, esperando una reacción negativa y luego utilizarla como excusa para otros actos en contra de la democracia”, dijo el partido en un comunicado y exhortó a los nigerianos a mantener la calma y participar en los comicios del próximo fin de semana.

Un portavoz del partido en el estado de Delta, en el sur de Nigeria, dijo que la comisión electoral “destruyó el alma de Nigeria con esta medida”.

La campaña presidencial del partido gobernante describió la demora electoral como “una enorme decepción” y dijo que espera que la comisión electoral permanezca neutral. “No queremos ser obligados a participar en una situación de anunciar la pérdida total de la confianza (en la comisión) porque sabremos lo que eso haría por nuestra democracia”, señaló el comunicado.

Un director de campaña del partido gobernante en el estado de Delta, Goodnews Agbi, dijo a The Associated Press que lo mejor era darle tiempo a la comisión para organizar una elección creíble en lugar de apresurarse a una votación simulada “que será criticada por todo el mundo”.

___

Uguru informó desde Ughelli, Nigeria, y Anna desde Kano, Nigeria. El fotógrafo de Associated Press Jerome Delay en Kaduna, Nigeria, contribuyó para este despacho

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes