Neutralizan en España a presos afines al EI que adoctrinaban en 17 cárceles

La Guardia Civil española desarticuló a 25 simpatizantes de la organización terrorista Estado Islámico (EI) recluidos en 17 cárceles del país e investigados por captar, adoctrinar y radicalizar a otros presos, en lo que se ha denominado un embrión de un "Frente de Cárceles" yihadista.

Según informó el Ministerio de Interior, es la primera operación de estas características llevada a cabo en Europa contra un entramado afín al EI, cuya actividad se desarrolla íntegramente en el ámbito penitenciario.

El grupo está compuesto tanto por presos con antecedentes por delitos de terrorismo yihadista como por reclusos comunes cuyo proceso de radicalización se inició durante su estancia en prisión, entre los que se encuentran varios españoles conversos o en proceso de conversión.

Para el proceso de captación y adoctrinamiento, el grupo combinaba tanto la interacción física entre internos dentro de los propios centros penitenciarios como la relación epistolar, lo que le permitía establecer comunicación con reclusos ubicados en distintas prisiones.

El grupo estaba integrado por varios dinamizadores que no solamente se dedicaban a captar a internos de la órbita del EI sino que también buscaban cohesionar a los presos encarcelados por delitos de terrorismo y así intentaban fraguar el embrión de lo que podría considerarse un "Frente de Cárceles" yihadista.

La mayoría de los investigados, lejos de alcanzar los objetivos de reinserción social, se mantuvieron activos en la militancia yihadista acrecentando su proceso de radicalización durante su estancia en prisión.

Los agentes comprobaron que la actividad ilícita del grupo se extendió a 17 prisiones, el 55 por ciento de las cárceles españolas que alojan presos vinculados al terrorismo yihadista.

Este operativo coincide con el momento de máxima población reclusa por terrorismo radical islámico en España. 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes