Motín en centro reclusión de menores de Guatemala tras muerte de dos internos

Las autoridades de Guatemala dijeron hoy que intentan controlar un motín en un correccional de la capital que comenzó luego de que fiscales acudieran por la muerte de dos adolescentes en lugar, donde se estima que 10 menores se fugaron, aunque 6 de ellos ya fueron recapturados.

El titular del Ministerio de Gobernación (Interior), Francisco Rivas, dijo este lunes en una conferencia de prensa que a primera hora de la mañana les informaron de la muerte de dos reclusos, por lo que fiscales del Ministerio Público (MP-Fiscalía) acudieron al Centro Las Gaviotas para procesar la escena.

Al concluir y abandonar el recinto, ubicado en la zona 13 de la capital, "se genera una conflictividad que hasta este momento se está dando, con disturbios al interno y al externo", señaló el ministro, que reconoció que "todavía no se ha tomado el control".

Rivas manifestó que aún no han recibido el informe final de la autopsia de los dos jóvenes localizados sin vida, pero confirmó que ambos aparecieron "colgados con sábanas".

Antimotines, agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) y varios bomberos están en las inmediaciones del correccional, al que todavía no han conseguido acceder.

Los reclusos lanzan metales y cualquier objeto a los policías, que responden con bombas de gas lacrimógeno.

Se cree que 10 menores se fugaron del recinto, aunque 6 de ellos ya fueron recapturados, y algunas de las peticiones que reclaman son que se les quite el uniforme, que no se les corte el pelo, que se mejore la alimentación o que les dejen tener visitas conyugales.

"Actuaremos proporcionalmente con mecanismos reactivos de control" sostuvo el ministro, quien confirmó que varios equipos especializados ya están en el lugar para lograr reubicar a todos los reclusos, que han trepado por los muros y se ubican en los techos de los edificios y las viviendas cercanas, según pudo observarEfe.

El correccional tiene una capacidad para 250 internos, aunque a octubre de 2016, cuando la Procuraduría de Derechos Humanos (PHD) emitió su último informe, había 460.

Según ese escrito, en estas instalaciones hay "dormitorios" que por sus características -tamaño, iluminación y ventilación- pueden considerarse "calabozos, celdas de castigo o aislamiento", que se utilizan para "la fase de adaptación" y para "los que se portan mal".

El documento, que analiza las condiciones de los cuatro centros estatales para menores, señala que los 460, la mayoría entre los 16 y 17 años, reclusos solo disponen de 8 sanitarios.

En los últimos meses se han producido varios incidentes en diversos correccionales del país, provocando muertos y heridos.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7