Miles de judíos rezan por la lluvia en el Muro de las Lamentaciones

Más de 2.000 judíos rezaron por la lluvia el jueves en el Muro de las Lamentaciones en la Ciudad Vieja de Jerusalén, ante la llegada de un cuarto invierno seco, constató un periodista de la AFP.

"Una oración puede ayudar", afirmó en la radio pública el ministro de Agricultura, Uri Ariel, el organizador de esta ceremonia que se celebró en presencia de los dos grandes rabinos de Israel: David Lau para los askenazíes (judíos originarios de Europa del Este) y Yitzhak Yosef, para los sefardíes (judíos de Oriente).

El servicio meteorológico israelí informó recientemente de que la región viviría de nuevo un invierno seco y estimó en un 65% los riesgos de precipitaciones en diciembre, enero y febrero, los meses supuestamente más lluviosos.

En marzo, el nivel del lago de Tiberíades, la principal reserva de agua dulce de Israel, alcanzó su nivel más bajo desde hace un siglo, según la Autoridad del Agua.

Israel evitó sin embargo los cortes de agua gracias a cinco centros de desalinización de agua de mar que fueron construidos a lo largo de la costa mediterránea.

Las tres cuartas partes de agua potable consumidas por los hogares israelíes provienen de estas desalinizadoras.

 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7