Irak reúne el sábado a sus vecinos regionales, algunos de ellos enemigos

Irak, que intenta situarse como actor diplomático ineludible en el dividido Medio Oriente, celebra el sábado una cumbre de jefes de Parlamento de sus vecinos, algunos de los cuales son enemigos entre ellos.

Durante esta reunión llamada "la estabilidad y el desarrollo de Irak" estarán presentes los jefes de Parlamento saudí, kuwaití, sirio, jordano y turco, así como un alto responsable iraní en lugar del jefe del Parlamento de la República Islámica, que se disculpó por su ausencia, indicó un portavoz de la Asamblea iraquí a la AFP.

Bagdad ya se engalanó con banderas de estos países, algunos de los cuales están prácticamente en ruptura diplomática, como Irán y Arabia Saudita, grandes rivales regionales, o Arabia Saudita y Siria.

Irak, "vencedor del terrorismo se siente honrado con la presencia de sus vecinos en Bagdad", escribió en Twitter Mohammed al Hablusi, presidente del parlamento iraquí.

Desde que "venció" hace poco más de un año a los yihadistas del grupo Estado Islámico (EI), Irak, acorralado entre sus dos grandes aliados, Irán y Estados Unidos, que son enemigos entre ellos, intenta apostar por su ubicación geográfica en el corazón de Medio Oriente.

Irak, ampliamente dependiente de las importaciones de gas y electricidad de Irán, obtuvo una exención de Washington, que reimpuso severas sanciones contra Teherán y su sector energético.

Bagdad, partidario del retorno de Siria a la Liga Árabe, reforzó recientemente sus lazos con Arabia Saudita, que apoya a la oposición al régimen de Bashar al Asad, tras casi 30 años de ruptura diplomática.

El presidente del Parlamento iraquí recibió el viernes al presidente del Consejo del Pueblo sirio, Hammuda Sabbagh, que participó en marzo en una reunión interparlamentaria en Amán, por primera vez desde el inicio de la guerra en Siria en 2011.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes