Expresidente peruano Kuczynski deja clínica y vuelve a arresto domiciliario

El expresidente de Perú Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018) recibió este sábado el alta médica tras permanecer ingresado en una clínica casi un día entero y regresó al arresto domiciliario en el que permanece desde abril mientras la Fiscalía lo investiga dentro del caso de corrupción Odebrecht.

Kuczynski abandonó el centro médico a primera hora de la tarde atado a una camilla y tapado parcialmente con una manta que le ocultaba el rostro ante los fotógrafos y cámaras de televisión apostados en el acceso al edificio.

En esas condiciones, PPK, como se conoce popularmente a Kuczynski por su sigla, fue introducido en un vehículo de la Policía Nacional del Perú (PNP) que lo devolvió a su lujosa casa en el distrito limeño de San Isidro.

El expresidente peruano había sido internado en la clínica este viernes mientras en un juzgado se evaluaba la petición presentada por el fiscal anticorrupción José Domingo Pérez de que pasase de arresto domiciliario a prisión preventiva, lo que finalmente fue rechazado por el juez.

Kuczynski adujo un cuadro de hipertensión para acudir a la clínica en el momento que se realizaba la audiencia judicial y, en caso de que el magistrado hubiese ordenado que pasase a prisión preventiva, esta orden no se hubiese podido ejecutar hasta que un médico no le diese el alta médica.

Para pedir su ingreso en prisión, el fiscal argumentó que Kuczynski se había reunido en su casa con otros testigos del caso, pero el juez consideró que el imputado no tiene la obligación de saber quiénes están en su misma condición dentro del expediente del fiscal.

A Kuczynski se le investiga por presuntamente haber enmascarado en consultorías ficticias de su empresa Westfield Capital supuestos sobornos de la constructora brasileña Odebrecht por valor de 782.000 dólares pagados entre 2004 y 2007, cuando él era ministro en el Gobierno del expresidente Alejandro Toledo (2001-2006).

El exmandatario se encuentra bajo arresto domiciliario desde abril pasado, después de que un tribunal anulase la prisión preventiva por 36 meses dictada en su contra, y a cambio le diese la medida coercitiva de arresto en su inmueble, debido a que padece de una dolencia cardíaca que le puede provocar muerte súbita.

Kuczynski sufre taquicardia ventricular esporádica con riesgo de descompensación ante situaciones de estrés que puede desencadenar en fibrilación ventricular y muerte súbita, según el informe de la clínica donde recibe los cuidados.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes