Cultivos de hoja de coca en Perú aumentaron 14% en 2017

Los cultivos de hoja de coca en Perú aumentaron por segundo año consecutivo en 2017 y alcanzaron 49.900 hectáreas, según un informe de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito.

El estudio publicado en el sitio de internet de la oficina indicó que el incremento en el territorio peruano fue de 6.000 hectáreas o 14% en comparación con 2016 y ubican a Perú como el segundo cultivador mundial de cocales, superado por Colombia con 171.000 hectáreas. Bolivia se ubica tercera con 24.500 hectáreas.

De acuerdo al informe, el Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro, una zona boscosa en el sureste peruano, es el lugar con mayor superficie cultivada de hoja de coca y acumula el 43% del total nacional.

El sembrado de hoja de coca también aumentó dentro del territorio de las áreas naturales protegidas por el Estado, que se caracterizan por ser zonas remotas con diversidad biológica, así como en las comunidades nativas donde viven indígenas de diversas etnias amazónicas. Las comunidades de Shimpenchariato, en la región central de Junín, y Gran Shinongari, en la región sureste de Cusco, fueron las que acumularon más cocales entre los pueblos nativos.

La Oficina de las Naciones Unidas estimó que la producción potencial de hoja de coca destinada al narcotráfico fue de 106.401 toneladas. La droga peruana usualmente va a Europa y en menor cantidad a Estados Unidos, según la policía.

Perú es el segundo productor mundial de cocaína después de Colombia, de acuerdo con datos de la agencia antidrogas estadounidense DEA y de Naciones Unidas.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes