Cortes de luz masivos en Sudáfrica por deficiencias del sistema eléctrico

Decenas de miles de sudafricanos se han visto afectados entre el pasado domingo y hoy por masivos cortes de luz programados debido a la incapacidad del sistema eléctrico de dar abasto a la demanda, algo que el presidente del país, Cyril Ramaphosa, ha calificado de muy "preocupante".

La empresa estatal Eskom, encargada de la producción y distribución eléctrica en la gran mayoría del país, confirmó hoy que los cortes de luz programados y aleatorios continuarán durante el martes, si bien serán menos extensos que los apagones registrados este lunes, que fueron unos de los más graves de los últimos años.

Eskom alega que estos cortes son la única manera de prevenir un "colapso total" de la red, según un comunicado difundido hoy, ya que la entidad no tiene capacidad de generar suficiente energía.

También explicó que la magnitud de los cortes del lunes se debió a que, adicionalmente, varias subestaciones de la compañía fallaron.

"A pesar de que las unidades de generación han vuelto a funcionar según lo planeado, las reservas de emergencia (diesel y agua) siguen muy bajas", indicó Eskom en el comunicado.

La compañía estatal, que tiene casi un siglo de trayectoria y es una de las empresas eléctricas más grandes del mundo, tiene una deuda de unos 30.000 millones de dólares y es un severo lastre para la economía de la nación más industrializada de África.

Aunque los cortes programados no son una novedad para los sudafricanos, hasta el presidente se mostró "conmocionado" por la magnitud de los apagones de este lunes y confesó que la situación es "preocupante".

"Me ha enfadado bastante que hayamos llegado a este nivel de disfuncionalidad", dijo Ramaphosa a la prensa este lunes por la noche, antes de reconocer que la energía es un factor crítico para que la debilitada situación económica del país mejore.

Los cortes han interrumpido el funcionamiento normal de la industria y de los comercios, e incluso el rand sudafricano cotizó a la baja este lunes en el mercado de divisas.

Además, Eskom tampoco ha estado exenta de escándalos de corrupción que salpicaron transversalmente a las entidades públicas durante el mandato del expresidente Jacob Zuma (2009-2018), forzado a renunciar al cargo por su propio partido en febrero del año pasado.

Los analistas señalaban que la falta de respuestas para la complicada situación de Eskom era precisamente una de las principales deudas del primer año de presidencia de Ramaphosa.

La semana pasada, durante el discurso sobre el estado de la nación, el presidente anunció por fin un plan para Eskom que consistirá en dividir la compañía en tres entidades más pequeñas. 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes