Congreso de EEUU aprueba fondos de rescate por Harvey

El Congreso aprobó el miércoles un fondo de rescate para las víctimas del huracán Harvey en momentos en que tanto republicanos como demócratas hacían a un lado sus diferencias, aunque sea por unos instantes, para jurar solidaridad con los afectados.

El paquete de 7.900 millones de dólares fue aprobado en momentos en que el estado de Texas trata de recuperarse de los severos daños que sufrió por el huracán que azotó la región la semana pasada.

“Nada puede describir adecuadamente la magnitud de la devastación”, declaró el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan.

La Cámara de Representantes aprobó la medida -- probablemente la primera de muchas -- con 419 votos a favor y tres en contra, enviándola al Senado.

Se espera que el presidente Donald Trump la firme antes de que se agoten las reservas de las agencias de emergencia a fines de esta semana.

“La ayuda está en camino”, aseveró John Culberson, representante por Texas, cuyo distrito en Houston resultó fuertemente afectado por la tormenta.

Agregó que "la magnitud de la tragedia es inimaginable. Pero en medio de todo esto, en medio de todo el sufrimiento, es un verdadero reflejo del espíritu americano, cómo gente de todas partes del país han acudido a ayudar a los habitantes de Houston”.

El primer desembolso de la ayuda busca satisfacer las necesidades inmediatas y rellenar las arcas de la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés), en momentos en que el huracán Irma avanza por el Caribe rumbo a Florida.

“Esta es una oportunidad de mostrar solidaridad con el prójimo”, declaró el representante demócrata Al Green, de Houston. “Esta es una oportunidad de expresar esa unidad de la que tanto hablamos ante las cámaras, y demostrarla con el voto”.

Seguramente se requerirán de muchos más fondos una vez que concluyan los estimados de daños, y el egreso total podría incluso superar los 110.000 millones de dólares que le costó al gobierno el rescate y reconstrucción tras el impacto del huracán Katrina en el 2005.

“Las viviendas de mis amigos, de mis vecinos, quedaron totalmente aplastadas por los vientos del huracán Harvey. Muchos negocios quedaron destrozados”, relató Blake Farenthold, representante republicano de Texas. "FEMA se quedará sin fondos en sólo dos o tres días si no aprobamos este paquete".

Sin embargo, las asperezas políticas no desaparecieron. Los demócratas insistieron que respaldarán la medida en el Senado sólo si se vinculaba a una extensión a corto plazo de la capacidad de endeudamiento del gobierno, y no una a largo plazo como exigen los republicanos.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7