Comisión de D.Humanos en México revela violación DD.HH. a 559 niños indígenas

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) de México reveló hoy la violación de los derechos fundamentales de 559 niños en casas y comedores del programa de apoyo a la educación indígena en el sureño estado de Oaxaca.

La CNDH preciso en un comunicado las violaciones de derechos de los niños indígenas consistentes en "violencia física y psicológica, instalaciones deterioradas, falta de atención médica y alimentación de mala calidad".

La oficina del Ombdusman señaló como responsables a empleados del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca, de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, los servicios de salud y el sistema para el desarrollo integral de la familia estatales.

El organismo señaló que ha documentado hechos de violencia física y psicológica como forma de castigo a los niños, omisión de la obligación de tomar medidas para protegerlos, y la falta de protocolos de atención y prevención de la violencia.

Aseguró que nueve de las 41 casas del programa de apoyo a la educación indígena que visitó no cumplen con condiciones que las hagan habitables al presentar humedad, filtraciones y daños estructurales que ponen en riesgo a los infantes.

Las valoraciones médicas a los niños en 10 casas y dos comedores, detectaron "diversas afectaciones a la salud y datos clínicos de desnutrición infantil", sostuvo el organismo.

En su investigación, abierta por una queja de la Comisión Permanente de Derechos Humanos del Congreso de Oaxaca, la CNDH visitó 41 casas y 6 comedores y entrevistó a 339 niños sobre el trato que reciben y las condiciones de vida en las casas, además de valoraciones médicas y psicológicas.

La CNDH ha dirigido por esta situación una recomendación al gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, y a la titular de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, Nuvia Mayorga. Delgado. 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7