Chile: Víctimas de Karadima complacidas con fallo

Las víctimas de abuso sexual del excura chileno Fernando Karadima se alegraron el domingo al conocer la noticia de un fallo judicial que condenaría a la Iglesia católica por su manejo de la situación, y afirmaron que esto supondría “el fin de la impunidad de la Iglesia”, según indicaron en un comunicado.

El fallo de la Corte de Apelaciones de Santiago aún no se conoce oficialmente ni ha sido publicado por ésta, sino que fue revelado el domingo por el periódico La Tercera. The Associated Press no pudo verificarlo en forma independiente.

“Ha sido un largo y pesado camino para mis clientes y cientos de otras víctimas... este fallo marca un hito en la lucha contra la impunidad en relación a los abusos dentro de la Iglesia. Vamos a esperar conocer el fallo para opinar más en detalle”, afirmó Juan Pablo Hermosilla, abogado de las víctimas, en declaraciones a la AP.

Se trataría de un fallo histórico tanto por la condena a la Iglesia como por el pago de una indemnización a las víctimas.

Karadima, el mayor cura pedófilo de la Iglesia católica chilena hasta ahora, fue expulsado del sacerdocio a finales de septiembre por el papa Francisco tras estar condenado desde 2011 a una vida de “penitencia y oración” por haber abusado de menores.

“Ante el fallo de Corte de Apelaciones en que condena a la Iglesia a responder por su negligencia en el caso Karadima”, las tres víctimas del sacerdote conocidas públicamente _Juan Carlos Cruz, José Andrés Murillo y James Hamilton_ publicaron un comunicado en el que manifiestan su profunda alegría, ya que para ellos la sentencia “debiera marcar el fin de la impunidad en materia de abuso sexual clerical”.

Sin embargo, añadieron que “es necesario conocer el texto del fallo aún para analizar el detalle”.

Señalan que con esta medida las estrategias de la Iglesia chilena, en especial de los cardenales Ricardo “Ezzati y (Francisco Javier) Errázuriz para encubrir los abusos, proteger a los victimarios y silenciar a las víctimas ha tenido una fuerte respuesta de parte de la justicia chilena”.

Para las víctimas, la justicia del país está en línea con el Vaticano para acabar con el abuso y encubrimiento, lo que supone “un cambio cultural (...) en el que los abusos de los poderosos comienzan a manifestarse inaceptables”.

Así, el fallo revertiría una decisión de un juez de primera instancia que dictaminó en 2017 que no había pruebas del encubrimiento, lo que ahora sería desestimado por el tribunal de alzada.

Un elemento clave en el nuevo juicio sería la carta del arzobispo emérito Errázuriz revelada por el abogado Hermosilla, en las que el entonces arzobispo de Santiago rechazaba interrogar a Karadima en 2009 “por respeto”.

“Por respeto a Karadima no le pedí al promotor que lo interrogara y sólo le pedí a Andrés Arteaga, obispo auxiliar de Santiago, su parecer”, afirmaba la misiva.

La Iglesia chilena aún podría recurrir esta sentencia ante la Corte Suprema.

“Si bien no conocemos la resolución, en los últimos días se agregó un antecedente nuevo para la causa, del cual no teníamos conocimiento. Debemos analizar esta situación, junto con el fallo, para resolver los pasos a seguir”, afirmó el Arzobispado de Santiago al difundirse la noticia el domingo.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes