Arizona recuerda a 19 bomberos que murieron hace cinco años

El sábado se conmemoraron cinco años del fallecimiento de 19 bomberos que murieron apagando incendios forestales en un cañón en Arizona.

La ciudad de Prescott, al norte de Phoenix, les rindió homenaje con un servicio que incluyó guardar un momento de silencio en la hora en que fallecieron, así como sonar 19 veces una campana.

La pérdida de prácticamente toda la tropa Granite Mountain Hotshot hizo eco en Estados Unidos y se volvió el día más letal para los bomberos desde los atentados del 11 de septiembre de 2001. Los Granite Mountain Hotshot eran los únicos bomberos de élite en su tipo colaborando con el departamento de bomberos municipal.

Hay una estatua de bronce con la figura de un bombero de tierras forestales en un parque estatal creado para los bomberos. Una placa cerca de un junípero sabino relata la historia de cómo los apagafuegos salvaron al gigantesco árbol.

Algunos familiares de los bomberos abrieron organizaciones en honor de sus seres queridos.

“Si algo hermoso surge de esta tragedia es que las personas conozcan sobre la comunidad forestal, el trabajo que hacen y los peligros que enfrentan”, dijo hace poco al diario The Arizona Republic Deborah Pfingston, madre de uno de ellos.

Los fallecidos son: Andrew Ashcraft, de 29 años; Robert Caldwell, 23; Travis Carter, 31; Dustin DeFord, 24; Christopher MacKenzie, 30; Eric Marsh, 43; Grant McKee, 21; Sean Misner, 26; Scott Norris, 28; Wade Parker, 22; John Percin Jr., 24; Anthony Rose, 23; Jesse Steed, 36; Joe Thurston, 32; Travis Turbyfill, 27; William Warneke, 25; Clayton Whitted, 28; Kevin Woyjeck, 21, y Garret Zuppiger, 27.

Las llamas también quemaron unas 130 construcciones.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes