¿Y de postre? Pasteles con forma de caca de perro en Bangkok