La vida de Alejandro Sanz en tres álbumes

Una voz prolongada como la del flamenco pero usada para hilar de forma brillante baladas, pop y rock: Alejandro Sanz fue el autor de una revolución en la música en España, que se extendió a América Latina y al mundo.

El español de 50 años será homenajeado como Persona del año en los Grammy Latinos, de los que ya ganó 20, además de otros tres anglófonos, con algunos de sus temas, que han sido dedicados a la persona amada, o que han servido para llorar un despecho.

Alejandro Sanz, nacido en Madrid en 1968 en el seno de una familia gaditana bajo el nombre de Alejandro Sánchez Pizarro, tiene 16 álbumes publicados y más de 25 millones de copias vendidas.

Desde su debut en 1991 con "Viviendo deprisa" hasta "Sirope" en 2015, decenas de canciones reflejan etapas artísticas y momentos personales. Su historia en tres discos:

Comenzó a tocar la guitarra a los siete años y a los 10 ya comenzó a componer, inspirado en su padre, que también era un amante de la música. Y aunque una primera maqueta fue rechazada por la disquera Hispavox, Warner apostó a su talento y grabó su primer disco, que sumó siete platinos en España.

"Nunca pensé en vender millones de discos, lo importante para mí era hacer música, coger mi guitarra, cantar y evadirme de todo lo que no me gustaba a mi alrededor. Era mi vía de escape", dijo al sitio 20 Minutos en 2016.

Ya triunfaba en España y "Más" (1997), su quinto álbum de estudio, lo lanzó al mundo con más de cinco millones de copias vendidas. "Corazón partío" y "Amiga mía" destacan entre sus canciones.


"Le encuentro el significado a mis canciones aun cuando pasa el tiempo, y eso es maravilloso porque el subconsciente también escribe", dijo a la cadena SER este año.

"Más" cumplió 20 años en junio y lo celebró con un gran concierto en Madrid.

Fue editado en 2000, con Sanz ya consagrado como artista mundial y después de una larga gira por "Más".

Para entonces tenía una relación con la modelo mexicana Jaydy Michel, con quien se casó en diciembre de 1999 por el rito balinés.

El álbum se aleja un poco del sonido pop y se acerca más al flamenco, del que siempre fue aficionado, y otros sonidos mediterráneos. La canción "El alma al aire" por ejemplo fue acompañada entre otros por la guitarra de Vicente Amigo y Josemi Carmona.

"Desde chico yo juraba que era de Cádiz, de chico yo solo quería ser flamenco, gaditano, negro y gitano", escribió una vez en los días previos al carnaval sobre su natal ciudad del sur de España.

Ese disco despegó con el éxito de "Cuando nadie me ve".

En 2001, colaboró con The Corrs, se presentó con Destiny's Child, grabó un disco Unplugged para MTV y nació Manuela, un nombre que la pareja escogió porque era "muy flamenco".

La relación con Michel terminó en divorcio en 2005, el mismo año que murió su padre, y poco después Sanz reveló que tenía otro hijo fuera del matrimonio, nacido en 2002.


Con su actual pareja, Raquel Perera, tiene otros dos hijos.

Es su más reciente álbum de estudio, grabado en 2015. Y en el medio, claro, hubo mucho.

En 2003 lanzó "No es lo mismo", que tuvo una recepción un tanto fría. Le siguió "El tren de los momentos", en el que colaboraron Juanes, Calle 13, Maná y Shakira, con quien grabó el éxito "Te lo agradezco pero no" y luego colaboraría en "La tortura".

En 2009 salió "Paraíso Express", en el que tiene una canción con Alicia Keys.

Y allí rompió con Warner después de 20 años y firmó con Universal, con el que grabó "La música no se toca" y "Sirope", con "Un zombi a la intemperie" entre las más descargadas de iTunes.

El homenaje de este miércoles no puede ser sino con música: David Bisbal, Alejandro Fernández, Luis Fonsi, Juan Luis Guerra, Jesse & Joy, Juanes, Mon Laferte, Natalia Lafourcade, Gian Marco, Manuel Fernández Montoya "El Carpeta", Niña Pastori y Residente tomarán el micrófono para entonar los grandes éxitos de Sanz.



Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes