Así ha reaccionado el actor que da vida a Robin Arryn a su nueva fama

La emisión del último episodio de "Juego de tronos" ha generado un intenso debate acerca de lo acertado del desenlace que los creadores de la serie han dado a la historia de Daenerys Targaryen, Jon Nieve y compañía, pero un actor secundario ha conseguido destacarse por encima de todos ellos de forma inesperada.

El joven Lino Facioli retomó de cara a la gran final el papel de Robin Arryn que había interpretado en la primera, quinta y sexta temporada de la ficción de la HBO y, aunque su aparición en pantalla se limita a unos pocos minutos sin apenas diálogo, su aspecto muy cambiado ha provocado una revolución en la esfera virtual y ha dado pie a un sinfín de memes.

El intérprete de origen brasileño tenía apenas diez años cuando apareció por primera vez en la serie y obviamente desde entonces ha crecido hasta convertirse en un adolescente de 18 cuyo atractivo físico ha pillado completamente desprevenidos a los fans.Muchos ya le consideran el Neville Longbottom de Poniente, en referencia al joven actor que daba vida a ese personaje de Harry Potter (Matthew Lewis) y que en 2015 dejó al mundo con la bocabierta al posar luciendo abdominales y un físico de infarto en la portada de la revista Attitude.

En su caso, en apenas unas horas tras la emisión de "El trono de hierro" Lino (que aún vive en casa de sus padres y prepara el estreno de una obra de teatro) pasó de tener cinco mil seguidores en Instagram a más de cincuenta mil y por primera vez comenzaron a reconocerle por la calle.

"Como mi papel no era demasiado importante y como he cambiado mucho desde entonces, por lo general nadie se fijaba en mí. En especial en Londres, donde la gente es mucho más reservada que en Brasil, de donde provengo. Pero la noche del lunes salí a cenar con mis padres para celebrarlo y de repente empezaron a quedárseme mirando y una persona hasta se acercó corriendo para preguntarme si aparecía en "Juego de tronos", asegura en una entrevista al portal Vulture, en la que reconoce que ni siquiera estaba seguro si la escena en que aparece formaría parte del montaje final y por tanto no siguió con demasiada intensidad el estreno del episodio el pasado domingo.

Por el momento Lino está tratando de disfrutar de la experiencia y se toma con sentido del humor tanto los comentarios acerca de su atractivo físico como las propuestas de todo tipo que ha venido recibiendo a través de las redes sociales.

"Para ser sincero, es la mejor experiencia que he tenido en términos de memes. Ser el niño rarito de "Juego de tronos".... Cuando era más joven no sabía muy bien cómo lidiar con ello. No estaba tan cómodo con ello... pero me ayudó a tener la piel más dura y a aprender a reírme de todo ello", reconoce.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes