El matrimonio de Hugh Grant no volvió "a ser el mismo" desde que su mujer le pilló viendo "Sonrisas y lágrimas"

El actor Hugh Grant no ha tenido reparo alguno a la hora de reflexionar sobre el supuesto hecho de que no es tan "masculino" en comparación con los hombres suecos con los que solía salir su actual esposa, la productora de televisión Anna Eberstein, antes de conocerse y pasar por el altar en el año 2018.

Tanto es así, que el intérprete británico asegura que su matrimonio "no ha vuelto a ser el mismo" desde que su mujer le pillara un día viendo la película 'Sonrisas y lágrimas' en solitario y cantando sus canciones al tiempo que lo hacían los protagonistas de la afamada cinta musical de 1965.

"Mi esposa, que es sueca, tuvo novios muy masculinos.Viene del norte de Suecia, donde los hombres no beben té porque es considerado algo propio de chicas. Una vez me pilló viendo 'Sonrisas y lágrimas' y cantando junto a la madre superiora. Y, sinceramente, nuestro matrimonio no ha vuelto a ser el mismo desde entonces", ha bromeado.

Por si eso no fuera suficiente, el protagonista de "Cuatro bodas y un funeral" ha reconocido echar mucho de menos aquellos tiempos en los que sus experiencias en el set de rodaje se veían caracterizadas, en ocasiones, por el sinfín de aventuras sentimentales que allí tenían lugar o por noches de bebida desenfrenada.

"Disfrutaba mucho de la actuación antes de hacerme famoso, porque te sentías agradecido de que la película en cuestión fuera a hacerse y encima te pagaran por ello. Podías divertirte, emborracharte toda la noche y conocer a fondo a tus compañeros. Era todo muy entretenido porque en esa época no había teléfonos inteligentes y te dedicabas a hablar con los demás. Había 'affairs' y noches interminables, ahora parece que todo es diferente y la gente más responsable", ha manifestado.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes