Hermanastro de Meghan Markle asegura ahora que será "la princesa perfecta"

A dos días del evento social más esperado del año, todos los allegados y amigos de Meghan Markle se encuentran ya en Reino Unido: tanto los que han sido invitados a su boda con el príncipe Enrique -su madre, su estilista Jessica Mulroney o su antiguo compañeros de la serie 'Suits' Gabriel Macht y su esposa Jacinda Barrett- como los que no.

Los sobrinos de Meghan Markle, Tyler y Thomas, aterrizaron en el aeropuerto de Heathrow este lunes acompañados de su madre Tracy Dooley, la exmujer del hermanastro de la futura novia, Thomas Markle Jr. Aunque sus nombres no se barajaron en ningún momento entre los posibles asistentes a la ceremonia del próximo sábado, el grupo ha sido contratado por el programa 'Good Morning Britain' en calidad de corresponsales especiales para comentar una fecha tan señalada.

Por su parte, el hermano por parte de padre de Meghan se trasladó por separado a la capital británica, adonde llegó el sábado, para visitar los lugares que recorrerá la comitiva nupcial y conceder de paso nuevas entrevistas, pero esta vez en un tono más conciliador que en esa última intervención pública en la que imploraba a la casa real que cancelara la ceremonia.

"A mi padre le rompe el corazón no poder estar con Meg en Windsor para acompañarla al altar. Habría movido cielo y tierra para conseguirlo", opina acerca de la ausencia ya confirmada de Thomas Markle debido a su reciente intervención quirúrgica. "Windsor es un enclave impresionante, precioso para una boda, y será un día espectacular. Todo el drama por la salud de mi padre ha ayudado a ponerlo todo en perspectiva acerca de lo que realmente importa. Mi hermana será sin duda una de las mejores cosas que le haya pasado nunca a la familia real. Será una princesa moderna perfecta. Les deseo a ella y a Enrique solo lo mejor, un futuro repleto de felicidad y salud", ha asegurado Thomas Markle Jr. en unas nuevas declaraciones al periódico Daily Mirror, que contrastan radicalmente con la carta pública que hace unas semanas escribió en la que definía a su hermanastra como "una actriz de tercera", frívola e interesada que no traería más que desgracias a la institución monárquica.

"Según va pasando el tiempo, cada vez queda más claro que este es el mayor error en la historia de los enlaces reales. Meghan no es, a todas luces, una mujer adecuada para ti. No comprendo por qué no logras ver a la verdadera Meghan que el resto del mundo ya ha descubierto. Sus intentos por interpretar el papel de princesa como lo haría cualquier actriz de Hollywood de tercera categoría están empezando a resultar aburridos", le aseguraba al nieto de Isabel II.

Ahora Thomas Jr. se ha desmarcado de esa polémica misiva al admitir que se trataba de su particular 'grito de ayuda' a la familia Windsor, por quienes sostiene que tanto él como los suyos se han sentido abandonados."Mi intención no era molestar o enfadar a nadie. Tenía la esperanza de que conseguiría que alguien nos ofreciera ayuda. Hace meses que escribí al palacio de Kensington pidiendo ayuda. Todos nos hemos sentido sobrepasados por la atención que hemos recibido y nos ha resultado duro vivir bajo ese escrutinio. Necesitábamos que los 'royals' nos guiaran, pero no lo hicieron", se justifica.

"Nuestra familia fue arrojada bajo los focos de la atención mediática sin ninguna preparación y se nos sometió a una presión enorme. Nos ha pasado factura a todos. Se han dicho muchas cosas, de muchas de las cuales me arrepiento, pero ahora que hemos llegado a Reino Unido y hemos visto el Castillo de Windsor, comprendo mucho mejor lo que esta boda supone para la gente. El hecho de que papá no haya podido viajar hasta aquí solo consigue que quiere apoyar más que nunca a Meg".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes