Wendy Williams reside en un centro de rehabilitación


La presentadora Wendy Williams no ha dudado en aprovechar la privilegiada plataforma que se desprende de su programa de televisión homónimo para compartir públicamente algunos detalles de la etapa agridulce que atraviesa desde hace unas semanas, cuando decidió ingresar voluntariamente en una residencia neoyorquina concebida para asistir a aquellos que luchan contra toda clase de adicciones.

"He estado viviendo en una residencia para controlar la sobriedad. Como todos sabéis, he tenido problemas con la cocaína en el pasado y nunca fui a centro alguno para recibir tratamiento. A veces eres tú la que te das cuenta de que necesitas ayuda, o en ocasiones es tu familia... Y hoy he decidido contaros la historia", reza un extracto del conmovedor relato que ha pronunciado la estrella televisiva al tiempo que trataba de contener las lágrimas.

Aunque no ha sido precisamente una elección fácil para ella, Wendy se congratula de haber encontrado en este centro la supervisión, el apoyo y la comprensión que tanto necesitaba para afrontar con valentía el estilo de vida tan positivo y saludable que se dispone a consolidar en su día a día.

"Vengo todos los días a trabajar, luego voy a Pilates, asisto a varias reuniones y después vuelvo a la residencia a encontrarme con mis hermanos y hermanas, a los que nos une nuestro objetivo de superar la adicción y la necesidad de buscar ayuda", ha aseverado.

Otra de las ventajas que se desprende de residir temporalmente en una localización de esas características es que la artista no recibe -ni para bien ni para mal- un trato diferenciado por parte del personal médico ni del resto de residentes: "Muchos no saben que soy Wendy, a muchos no les importa que sea Wendy. Somos todos hermanos y hermanas que están atrapados en la dependencia y tienen que librarse de ella. Estamos viviendo un viaje increíble, francamente interesante", ha compartido satisfecha antes de desvelar que, hasta ahora, solo su marido Kevin Hunter era consciente de la situación.

"Kevin era el único que lo sabía, ni mis padres ni nadie más. Nadie lo sabía ni se había dado cuenta porque, claro, aquí aparezco mucho más glamurosa que en la vida real. Pero estoy contenta con el paso que he dado, ya que ahora tengo una nueva familia y me siento arropada", ha sentenciado.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes