Stan Lee, el maestro del cómic