Nuevas denuncias de abuso sexual contra R. Kelly

Dos mujeres más acusaron este jueves al cantante estadounidense R. Kelly de agredirlas sexualmente cuando eran adolescentes, en las últimas denuncias contra la superestrella del R&B.

Latresa Scaff, de 40 años, y Rochelle Washington, de 39, dijeron a periodistas en Nueva York que conocieron a Kelly en una fiesta después de uno de sus conciertos en Baltimore en los años 90, y que éste les dio alcohol y drogas antes de arrinconarlas en su habitación de hotel y exigir mantener relaciones sexuales con ellas.

Las mujeres no están seguras del año exacto del concierto pero dijeron que fue en 1995 o 1996. Encargados de la seguridad de Kelly las eligieron entre la multitud que estaba bajo el escenario, y las invitaron a la fiesta, contaron.

En la fiesta les dieron cocaína, marihuana y alcohol y fueron invitadas a la habitación de hotel de Kelly, dijo Scaff, quien contó que un hombre con un walkie-talkie les dijo:

R. Kelly se está preparando para entrar a la habitación. Levántense los vestidos

El artista, de 52 años, llegó a la habitación vistiendo una camisa y jeans, pero con sus genitales fuera del pantalón.

Washington rechazó sus avances y se escondió en el baño, pero Scaff accedió a practicarle sexo oral y luego mantuvo relaciones sexuales con él "aunque no tenía la capacidad para consentir", dijo.

Las mujeres, representadas por la poderosa abogada feminista Gloria Allred, tienen previsto reunirse más tarde el jueves con el fiscal estadounidense para el distrito este de Nueva York.

Scaff dijo que decidió contar públicamente lo que le sucedió "por todas las otras víctimas", y alentó a otras mujeres a que hicieran lo mismo.

Allred representa a varias mujeres que han denunciado a Kelly.

Michael Avenatti -el abogado que representa a la estrella porno Stormy Daniels en su batalla legal contra el presidente estadounidense Donald Trump- también está defendiendo a varias personas vinculadas al artista.

Sin dar más detalles, Allred dijo que algunas mujeres que representa temen que se divulguen videos o grabaciones de audio de sus relaciones con Kelly.

Durante décadas el artista, cuyo nombre real es Robert Sylvester Kelly, ha enfrentado demandas y acusaciones de pornografía infantil, sexo con menores, liderar un culto sexual y agresiones sexuales.

"No tienes dónde correr ni dónde esconderte", dijo Allred, dirigiéndose a Kelly. "Has logrado salirte con la tuya pese a tu conducta predadora durante demasiado tiempo".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes