Niall Horan huye de Tinder como de la peste

ETIQUETAS

Aunque algunas celebridades también han sucumbido a la tentación de usar las nuevas tecnologías para buscar pareja o una aventura de una noche -existen incluso apps dedicadas exclusivamente a los ricos y famosos-, que nadie se moleste en buscar a Niall Horan en el más popular de todos estos sitios de citas, Tinder. Al cantante jamás se le ocurriría crearse un perfil en esta plataforma porque, en vista de la mala opinión que parece guardar de quienes la utilizan, resultaría más bien inútil que lo hiciera.

"No, ni de broma. No lo haría. Es un sitio muy sucio", ha asegurado tajante en conversación con el diario The Irish Times.Por poco que le atraiga la idea, la esfera virtual podría resultar una herramienta muy útil para el intérprete a la hora de conocer a potenciales intereses amorosos sin que sus primeros encuentros se volvieran automáticamente de conocimiento público, algo que a él siempre le ha sorprendido especialmente.

"Nunca he entendido ese tipo de cosas. Tampoco me ha molestado, pero es que no puedes huir de ello. Ni siquiera puedes caminar por la calle con alguien; podría tratarse de tu mejor amiga en todo el mundo, y los demás pensarían igualmente que estáis juntos. Pero la realidad es que tengo 24 años, y debería permitírseme comportarme como tal en ciertos aspectos. No siempre estoy por ahí de fiesta, metiéndome un montón de drogas. No soy ese tipo de chico, pero sí debería poder tener novias", ha lamentado.

De las palabras del joven se desprende cierto hartazgo y una clara sensación de soledad, que desde luego no habrá mejorado al empezar su carrera en solitario. Aunque el parón de One Direction le ha permitido explorar nuevas vertientes artísticas, también ha supuesto un cambio muy importante en su dinámica profesional, al obligarle a enfrentar las maratonianas promociones y el resto de sus compromisos sin el apoyo y compañía del resto de componentes de la banda.

"El día a día es un poco extraño, pero estoy empezando a acostumbrarme. Ahora hay menos gente conmigo, unas 16 personas, así que es más fácil desplazarse. En la gira ya somos un par de cientos".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes