Miguel Ángel Silvestre rinde un sentido homenaje a su fallecido padre

Han pasado ya tres meses desde que Miguel Ángel Silvestre sufriera uno de los golpes más duros que le ha dado la vida con el fallecimiento de su padre a los 65 años de edad y como resultado de una larga enfermedad de la que no trascendieron más detalles cuando se dio a conocer la noticia.

Eso explica que, con motivo del Día del Padre que se celebró ayer martes en España, el afamado intérprete quisiera tener un gesto de recuerdo y admiración hacia su añorado progenitor y, al mismo tiempo, presumir del carácter afable y generoso que le definió en vida.

"El otro día me vi en una situación complicada donde necesitaba ayuda, un hombre se acercó y me dijo: "Tu padre trabajó conmigo, era un gran tipo, aquí todos le queríamos. No te preocupes que me voy a encargar de que todo vaya bien". Esta es la herencia que me dejó mi padre, el rastro de su buena energía. Su generosidad habita en mucha gente. Gracias Papá allá donde estes", reza la conmovedora historia que ha compartido con todos sus seguidores de Instagram.

Pese a que sin duda habrá vivido un Día de San José lleno de sentimientos encontrados, el artista ha querido honrar la memoria de su padre, un fisioterapeuta de reconocido prestigio en la ciudad de Castellón que llevaba meses jubilado, desde un enfoque optimista y elogioso, centrándose en todo lo positivo que Miguel Ángel Silvestre Vara le aportó a él y a todos los que tuvieron la suerte de conocerle personalmente.

Otro de los tributos más entrañables que el protagonista de "Velvet" o "Sense 8" ha dedicado a su padre en las redes sociales tuvo lugar el pasado mes de agosto, cuando Miguel Ángel no dudó en recrear junto a su progenitor esas apacibles siestas veraniegas de las que solía disfrutar sobre su pecho cuando no era más que un niño despreocupado y amante de los helados.

"Las mejores siestas. Papá. Me acuerdo muchas veces de las siestas que hacía de pequeño después de comer apoyado en el pecho de mi padre, con sus manos tocándome la cara. Luego al despertarme me tomaba un helado y a jugar por ahí... un vida sin preocupaciones... Gracias papá por hacerme confiar en que a pesar de las adversidades, no había nada de qué preocuparse", escribía el actor junto a una foto de su última estancia vacacional en casa.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes