Melanie Griffith y Nicole Kimpel: comparadas por el propio Banderas

Al margen de los rumores iniciales que apuntaban a que no existiría una relación demasiado buena entre la exmujer de Antonio Banderas y su actual novia, motivados en gran parte por una publicación de Instagram compartida por la propia Melanie Griffith que muchos interpretaron como una indirecta a Nicole -decía literalmente "¿estás saliendo con mi ex? Bien. Me estoy comiendo un sándwich, ¿también quieres las sobras?"-, lo cierto es que en los últimos años ellos siempre han mostrado un frente unido.

De hecho, el famoso actor no tiene ningún reparo en hablar con total franqueza de las dos mujeres que consiguieron robarle el corazón en momentos muy distintos de su vida para confesar qué le enamoró de cada una de ellas y qué le han aportado.

"Lo mejor que me puede pasar en este caso es que es totalmente diferente a mí", asegura el malagueño al número de octubre de la revista Vanity Fair acerca de su actual novia.

"No tenemos nada que ver. Es una mujer muy discreta, muy tranquila, muy germánica, muy racional y no se altera por casi nada. Me complementa, porque yo soy pura intuición y ahora mismo yo necesitaba de una persona que supiera entender la vorágine en la que me muevo, que la aceptara y que me ayudase".

Antonio reconoce que quizá en otra época, cuando él estaba "intoxicado" por la "efervescencia" de una estrella de Hollywood como su ex, ni siquiera se habría fijado en Nicole, a quien conoció en el marco del Festival de Cine de Cannes en 2014.

"Melanie es una especie de champán de burbujas, una estrella que sabe comportarse. Era muy divertida en un momento determinado en que jugamos y lo pasamos muy bien. En el cómputo total, no he enterrado esos veinte años, que fueron maravillosos", ha afirmado acerca de la madre de su hija Stella.

A lo largo de la conversación, de la que por ahora solo se ha ofrecido un pequeño adelanto, el intérprete insiste una vez más en que en el final de su matrimonio no hubo culpables, por lo que a día de hoy Melanie y él son capaces de "sacar los álbumes de fotos" y reírse cada vez que coinciden: "Ella será absolutamente importante hasta el día que me muera. En presente absoluto. Si toca el cuerno porque me necesita, allí estaré; y lo mismo ella, lo que tarde el avión. Nos adoramos", concluye.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes