Kendall Jenner se plantea comprarse un arma "como protección"

A lo largo del último año, la modelo Kendall Jenner se ha visto envuelta en varios incidentes que le han hecho temer por su bienestar y replantearse las medidas de seguridad que había tomado hasta ahora. En agosto de 2016, la joven de 22 años se llevó el susto de su vida cuando un completo extraño consiguió colarse en su casa de Hollywood, siguiendo el vehículo que conducía ella misma cuando entraba en la propiedad; y apenas medio año después, y en esa misma vivienda, se produjo un robo por valor de más de 200.000 dólares que la policía calificó como un "trabajo interno".

Estos dos hechos, sumados al atraco a punta de pistola que su hermana Kim Kardashian sufrió en París, le llevaron a despedir a gran parte de su equipo de guardaespaldas para reestructurar su sistema de protección, aunque nada parece haber conseguido devolverle la paz mental. Por esa razón, ahora Kendall se ha planteado comprarse un arma de fuego con la esperanza de que tenerla cerca le ayude a sentirse a salvo y dormir tranquila cuando está sola.

Esa idea cuenta con el respaldo de su hermana mayor Khloé, tal y como ha desvelado el clip promocional del próximo episodio del reality de su familia, en el que las dos celebridades aparecen charlando acerca de esa posibilidad. "Tienes que ir a probar varias pistolas distintas; tienes que sujetarlas y ver qué tal se adaptan a tu mano y con cuál te sientes más cómoda", se puede escuchar a Khloé explicándole, después de que Kendall le confesara que ya había disparado un arma en el pasado junto a su excuñado Scott Disick.

Sin embargo, la idea de que la estrella de las pasarelas cuente con un arma en su hogar no le ha hecho ninguna gracia a su otra hermana, Kim Kardashian. Pese a que la mujer de Kanye West también ha sufrido en primera persona una experiencia tan traumática como la de ser maniatada y amordaza mientras desvalijaban su apartamento de París, ella insiste en que jamás se plantearía ir armada, en parte porque no cree que ello hubiera marcado ninguna diferencia durante el asalto del que fue víctima."A ver, no había ninguna manera de que pudiera escapar, no soy Lara Croft. Y no podría haber alcanzado la pistola.

Y aunque lo hubiera hecho, eran tres contra uno, o seis o siete, ni siquiera lo sé. No habría podido disparar", aseguró Kim para tratar de razonar con sus hermanas, a quienes también dejó muy claro que no se sentiría "tranquila" dejando a sus dos hijos a su cargo si supiera que hay pistolas en sus viviendas.Pese a que habrá que esperar a la emisión del nuevo programa de 'Keeping Up with the Kardashians' para descubrir si Kendall se decide finalmente a comprar una pistola, la postura de su hermana Khloé se basa en el principio de que nunca se está lo suficientemente preparada ante los contratiempos.

"Kendall y yo hemos estado hablando de lo intranquila que se siente, me ha explicado que se encuentra con diferentes acosadores a las puertas de su casa día sí y día también. Es una chica soltera que vive sola, y ya han conseguido colarse en su casa antes, ¿qué habría sucedido si ella estuviese estado allí?", sostiene Khloé.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes