Jennifer Love Hewitt: la última víctima de la alfombra roja tras una larga ausencia

Si hay algo que le guste más a la industria cinematográfica y televisiva que el regreso por todo lo alto de una de sus estrellas que había caído en el olvido, es despedazar a esa misma celebridad si durante su ausencia ha experimentado algún cambio físico desfavorable, bien sea por el inevitable paso del tiempo o por unos retoques estéticos poco afortunados.

Ahí están los ejemplos de Renée Zellweger o Uma Thurman, que causaron una pequeña conmoción en 2014 y 2015, respectivamente, al posar sobre la alfombra roja con unos rostros irreconocibles, y a esa lista se ha sumado ahora Jennifer Love Hewitt, la protagonista de series como 'Entre fantasmas' o 'The Client List'.

La intérprete realizó este martes su primera aparición pública en cuatro años en un evento organizado por la cadena Fox -que la llevará de regreso a la pequeña pantalla en la segunda temporada de '911'- que no tardó en convertirse en el tema más comentado de la esfera virtual debido al aspecto bastante menos glamuroso -con pestañas postizas, sombras de ojos marcadas y escotes de vértigo- al que la estrella tenía acostumbrado al mundo.

Lo más sorprendente de todo, más que las injustificadas críticas que parecen olvidar el derecho de la actriz ha vestirse como le venga en gana, ha sido la reacción de la propia afectada, que no ha dudado en reírse de ella misma y su actitud poco previsora de cara al caluroso tiempo neoyorquino.

"Nadie me dijo que la jornada iba a durar doce horas y que los niveles de humedad en Nueva York iban a llegar al cien por cien, así que me toca disculparme. Ponerme un traje negro no fue buena idea, eso es lo primero.

Y segundo, no utilizar suficiente laca y cardado en mi pelo tampoco fue lo más acertado. Tengo que pedir perdón por... lo desastrosa que aparezco en todas las fotos que han salido a la luz", ha explicado la guapa intérprete en un vídeo compartido en la sección de Stories de su Instagram.

La guapa morena también ha reconocido que tras casi un lustro alejada de los focos del mundo del espectáculo para concentrarse en la educación de sus dos retoños, ha perdido ligeramente la práctica a la hora de prepararse de cara a ese tipo de saraos."Me había olvidado por completo de que soy actriz y en este negocio se espera que estés al máximo nivel cuando pisas la alfombra roja", ha admitido. "Era la primera vez que viajaba sin niños en mucho tiempo. Lo siento, de verdad. Debería haberlo hecho mejor".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes