Jade Thirlwall acabó ingresada en el hospital por culpa de la anorexia

La cantante del grupo Little Mix Jade Thirlwall atravesó uno de los momentos más duros de su vida tras la muerte de uno sus seres queridos, ya que el duro revés emocional que supuso su pérdida afectó negativamente a su confianza en sí misma, llevándola a sufrir una dramática pérdida de peso.

"Dejé de tener la regla y las cosas se salieron totalmente de control, pero no creo que a mí me importara nada de lo que me estaba sucediendo. En aquel momento me sentía muy deprimida, solo quería consumirme y desaparecer...", confiesa la joven en el libro autobiográfico del cuarteto femenino, 'Our World'.

Aunque no ha ofrecido demasiados detalles acerca de los acontecimientos que precedieron a su desorden alimenticio, la intérprete sí ha reconocido que únicamente abrió los ojos a la grave situación en la que se encontraba cuando ingresó en el hospital y le advirtieron que, si no volvía a comer, moriría.

"La anorexia es una enfermedad autodestructiva y te vuelve obstinada, se te mete en la cabeza que todas las personas que tratan de hacerte ver lo que te sucede están en tu contra, y no las escuchas. En mi caso, tuve que acabar ingresando en el hospital para darme cuenta de que no se trataba de ningún juego, era un problema muy serio. Cuando me sentaron con los médicos en la clínica, fueron muy duros al principio me dijeron claramente: 'Estás destruyendo tu cuerpo y si sigues así, morirás".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes