Ian McKellen ya tiene planeado su funeral

A sus 78 años, el actor Ian McKellen continúan al pie del cañón en el terreno profesional -este mismo verano regresará al West End londinense con 'El Rey Lear', en el que será el 66 aniversario de su primera representación de una obra de Shakespeare-, pero eso no le impide mantener un ojo puesto en el futuro y, en concreto, en la manera en que quiere que le despida la industria interpretativa cuando pase a mejor vida.

"Me gustaría que la ceremonia tuviera un carácter festivo, en un teatro por ejemplo. Con entrada libre. Y quiero que haya un montón de gente guapa", asegura con su sentido del humor habitual en el documental 'McKellen: Playing The Part' que se estrenará próximamente. Por otra parte, ocuparse de los preparativos del evento le ha resultado tan emocionante que por nada del mundo del gustaría perderse la ocasión.

"Cuando por fin terminé de prepararlo todo, pensé: 'Oh, me encantaría asistir a ese funeral'. Así que espero poder organizar una prueba de vestuario antes de partir". Allá por 2012 el actor dio un gran susto a todos sus fans al anunciar que seis años antes le habían diagnosticado un cáncer de próstata que afortunadamente habían podido controlar y que, hasta el día de hoy, no le ha impedido seguir manteniendo un intenso ritmo de trabajo aceptando papeles en grandes producciones como 'El Hobbit' o en blockbusters como 'La bella y la Bestia'.

Pese a su buena salud y su carácter optimista por naturaleza, al británico no se le escapa que muchos de sus contemporáneos se han retirado ya obligados por los achaques de su edad, pero eso no consigue más que reforzar su deseo de aprovechar al máximo el tiempo que le quede sobre los escenarios."Al ver cómo la salud de otras personas se deteriora y ya no son capaces de trabajar, no puedo evitar pensar que también podría sucederme a mí... Pero mientras tanto, ¿por qué negarme a mí mismo el placer de ensayar una obra de teatro?", apunta.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes