Ed Sheeran se tomó un año sabático para reforzar su relación con Cherry Seaborn

Aunque no se ha dignado en despejar la incógnita que todavía tiene en vilo a sus millones de seguidores, la relativa a la posibilidad de que haya pasado ya por el altar con su prometida Cherry Seaborn, el cantante Ed Sheeran ha vuelto a reflexionar abiertamente sobre la idílica relación sentimental que le une a la guapa Cherry Seaborn y, especialmente, sobre el proyecto de vida en común que ambos empezaron a forjar a principios de esta década.

Tanto es así, que el intérprete ha querido echar la vista atrás para rememorar aquel año sabático que se tomó poco después de poner fin a la gira mundial en la que se había embarcado -la correspondiente a las labores promocionales de su disco 'X': una 'desaparición' pública que ahora justifica precisamente con su necesidad de dedicarle más tiempo a su chica y a su convivencia juntos.

"En ese momento pensé: 'Mier**, ya tengo 25'. El caso es que dejé la escuela cuando era bastante joven y empecé a salir de gira demasiado pronto. En todos esos años no llegué a formar una relación lo suficientemente consistente porque las circunstancias me lo impedían. Entonces decidí tomarme todo un año para reconectar con mi familia y con Cherry, para comportarme como un verdadero ser humano", ha explicado el artista en conversación con la revista People.

"Fue poco después de terminar el tour cuando me di cuenta de que no estaba viviendo una vida plena. Es bastante extraño eso de ser una celebridad que no para de recorrer el mundo, porque la gente asume que tu vida es la mejor del mundo, cuando en realidad no estás viviendo de verdad al pasarte el día trabajando", ha confesado en la misma entrevista para terminar de derribar aquellos tópicos que afectan a estrellas juveniles como él.

Una de las actividades que ayudaron a los dos enamorados a estrechar sus ya de por sí fuertes lazos, como ha revelado el artista inglés, consistió en recorrer buena parte del globo terráqueo para explorar algunos de sus rincones más especiales, vivir incontables aventuras y, en el caso de Cherry, aprovechar su estancia en Estados Unidos para dar un impulso a su carrera profesional.

"Cherry fue a la universidad y luego hizo su máster en Carolina del Norte y de ahí se puso a trabajar directamente en Wall Street. Hasta entonces no había podido hacer nada de eso, así que fue una gran oportunidad para ambos en todos los sentidos. Nos ayudó a conocernos mejor, hicimos un viaje por Australia en carretera, pasamos el 4 de julio en Estados Unidos y también visitamos Italia. Hicimos muchas cosas", ha aseverado.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes