Cox y McDaid no necesitan pasar por el altar para sentir que están "casados"

Teniendo en cuenta que en 2014 protagonizaron una llamativa -y afortunadamente temporal- separación ligada a sus discrepancias sobre el lugar en el que debían establecer su residencia y, por tanto, hacer realidad todos aquellos planes de futuro que sustanciaban su proyecto de vida en común, resulta comprensible que Courteney Cox y Johnny McDaid no le den demasiada importancia ahora, especialmente tras haber solventado tales contratiempos, a la idea de formalizar su historia de amor a través de meros procedimientos legales.

"No estamos casados, pero en mi corazón es como si ya lo estuviéramos", ha asegurado tajante la que fuera protagonista de la serie 'Friends' en una entrevista conjunta de la pareja a People, en la que el músico norirlandés -miembro de la exitosa banda Snow Patrol- ha explicado que todas las mañanas celebran su particular ceremonia nupcial.

"Todas las mañanas tenemos una ceremonia que empieza cuando nos miramos directamente a los ojos. Y la verdad es que Courteney está siempre conmigo, ya sea en persona o en mis pensamientos. Es mi mejor amiga, mi compañera de vida. Cuando escribo mis poemas, ella es siempre una extensión de cómo me siento cada segundo", ha manifestado al tiempo que ha sacado a relucir su lado más romántico.

De cara a las próximas fiestas navideñas, los dos enamorados han revelado que lo más probable es que vuelvan a pasarlas juntos -aunque no han hecho planes concretos al respecto- y en compañía de la hija que la intérprete estadounidense comparte con su exmarido David Arquette, la ya adolescente Coco (14)."Nuestra tradición es la de juntarnos por esas fechas, pero no tenemos nada planeado todavía y no queremos comprometernos a hacer algo concreto por si surgen imprevistos.

Lo importante es estar los tres juntos y luego ya se verá", ha reconocido Johnny antes de dejar que fuera Courteney quien diera algunos detalles adicionales sobre las actividades que suelen llevar a cabo en una ocasión tan señalada.

"Nos lo pasamos muy bien, cantamos canciones, tocamos música, bebemos y comemos mucho. Y la verdad es que Coco es una cantante fantástica, aunque a veces tengo que asegurarme de que hace los deberes primero porque la música, en principio, no nos va a pagar las facturas", ha bromeado.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes