Amaia Salamanca se defiende muy bien sola

La actriz Amaia Salamanca ha explicado en más de una ocasión que la excelente forma física de la que puede presumir a día de hoy -la cual no parece haberse visto afectada por los tres hijos que tuvo en el transcurso de tres años junto a su marido Rosauro Varo- solo se explica con la disciplina y la determinación que le han caracterizado siempre en lo que a la práctica del deporte se refiere y a la hora de seguir, en la medida de lo posible, un estilo de vida saludable.

Y para dejar una vez más patente la seriedad con la que se toma el ejercicio físico en todas sus vertientes, la intérprete de 33 años no ha dudado en hacer toda una demostración de lo mucho que ha aprendido durante las clases de defensa personal que tuvo que tomar de cara a su nueva película, '¿Qué te juegas?', ejecutando para ello una compleja llave al más puro estilo Bruce Lee durante su visita al programa de televisión 'El Hormiguero', la cual tuvo evidentemente como 'víctima' al presentador del espacio Pablo Motos.

Semejante maestría a la hora de combinar fuerza y coordinación a partes iguales es claramente indicativa de la energía desbordante que ha venido desplegando la artista en los últimos tiempos. A lo largo de esta última semana, la madrileña ha estrenado, además del citado filme, la cinta de Netflix 'A pesar de todo' y pronto hará lo propio con 'Lo dejo cuando quiera': dos películas que precederán su regreso al Teatro Romano de Mérida este verano con una reedición del exitoso montaje de 'Fedra'.

Con un calendario de trabajo tan intenso y el sinfín de responsabilidades que se desprenden de su papel de madre numerosa, la que fuera protagonista de la serie 'Sin tetas no hay paraíso', quien recientemente revelaba que había recurrido a la práctica del yoga para solventar los problemas de espalda que no le dejaban dormir bien por las noches, requiere de unos estrictos niveles de organización y planificación -así como de la inestimable ayuda de su entrenador personal y de otros asistentes- para poder sacar el máximo provecho a sus días.

"Pues tengo una agenda, de papel además, que es como me gusta a mí, con colorinchis. Y ahí me voy organizando las semanas y buscando huecos. Luego cuento con un entrenador que tira un poco de mí. También tengo ayuda en casa, tengo la suerte de poder contar con gente que me ayuda con los niños, porque si no sería imposible sacar tiempo para todo lo que tenemos que hacer, con los viajes, los momentos personales y profesionales", revelaba en una entrevista reciente al diario La Voz de Galicia.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes