La escena más difícil para Nathalie Emmanuel no fue en "Game of Thrones"

La actriz Nathalie Emmanuel se hizo mundialmente conocida gracias a su papel de Missandei -la traductora y fiel consejera de Daenerys Targaryen- en 'Juego de Tronos', un trabajo que le ha abierto las puertas a muchas otras producciones que poco a poco van consolidando su filmografía.

Precisamente fue en uno de esos proyectos que aún tiene pendiente de estreno, y no en la serie de la HBO -conocida por sus escenas de acción-, donde la intérprete vivió uno de sus rodajes más aterradores hasta la fecha. Y es que a Nathalie le tocó a enfrentarse a uno de sus mayores temores, sumergirse en el agua, por exigencias del guion.

"Cuando era una niña alguien saltó encima de mí en una piscina y me dije a mí misma que no volvería a pasar por algo así. El año pasado hice una película en la que tenía que estar en el fondo de una piscina. Tuve que aprender a usar un regulador [mecanismo que permite respirar el aire de una botella de buceo] y a coger aire sin salir a la superficie. No era consciente de lo aterrada que estaba, hasta que llegó un punto en el que no podía parar de llorar. Mi madre me ayudó a calmarme por teléfono, y los productores fueron maravillosos, así que poco a poco fue a mejor. Cuatro semanas después podía estar debajo del agua entre cinco y siete minutos de forma continuada", ha confesado en una entrevista para Bello Mag.

La guapa británica acabó superando hasta tal punto sus miedos que ahora es embajadora de la marca de bañadores Speedo y de su campaña '#Make1KWet', que se podría traducir como 'Nada 1 km' y a través de la cual intenta promover los entrenamientos bajo el agua. "Cuando Speedo me contactó para este reto, me pareció una oportunidad perfecta para mejorar mis habilidades nadando y reforzar mi confianza todavía más", relataba a InStyle hace unos meses.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes