Fiscalía de Nueva York demanda a The Weinstein Company

Por si no fuera suficiente con el sinfín de casos de abusos y agresiones sexuales que pesan contra el otrora rey midas de la meca del cine, el denostado Harvey Weinstein, un escándalo que -por otro lado- ha dado lugar a uno de los movimientos feministas más influyentes y mediáticos de Hollywood, ahora el fiscal general del estado de Nueva York, Eric Schneiderman, ha hecho pública la demanda interpuesta contra la compañía fundada por el productor y su hermano Bob, The Weinstein Company, por el sinfín de negligencias que, a su juicio, habría cometido en lo que al cumplimiento de la normativa estatal contra el acoso en el lugar de trabajo se refiere.

Como se desprende de informe que el fiscal ha remitido a un tribunal neoyorquino, la productora de los Weinstein habría "fallado repetidamente" a la hora garantizar los derechos de sus empleadas en lo que respecta a su dignidad personal y su integridad física, lo que contraviene claramente una legislación que obliga a las entidades privadas a "proteger a sus trabajadores de cualquier forma de intimidación, discriminación y acoso sexual".

Poco después de que empezaran a salir a la luz las primeras acusaciones sobre el 'comportamiento inapropiado' -término que engloba toda clase de prácticas denigrantes, vejatorias y opresivas, sean o no constitutivas de delito- que Weinstein habría dispensado tanto a numerosas empleadas de la empresa como a algunas de las actrices más famosas de la industria, sin olvidar conductas aún más reprobables, el departamento dirigido por Schneiderman inició una minuciosa investigación para determinar el alcance y la gravedad de los hechos acaecidos en la compañía, un proceso que concluyó este domingo con el registro de la citada demanda.

Por su parte, el equipo legal de Harvey Weinstein no ha tardado en reacccionar ante el movimiento de la fiscalía general de Nueva York, cuestionando a través de un comunicado emitido este lunes varios de los argumentos esgrimidos para justificar la llegada del caso al ámbito judicial: especialmente en relación con la credibilidad de ciertos testimonios o con la supuesta falta de igualdad de oportunidades en el seno de la productora.

"Creemos que una investigación justa por parte del señor Schneiderman demostraría que buena parte de las alegaciones contra Harvey Weinstein carecen de fundamento. Aunque el comportamiento del señor Weinstein no ha sido siempre ejemplar, tampoco lo es de naturaleza criminal, y al final del proceso quedará claro que Harvey Weinstein ascendió a muchas más mujeres a posiciones ejecutivas que cualquier otro líder empresarial. Siempre ha habido una política de discriminación cero tanto en Miramax como en TWC", reza la respuesta facilitada por los abogados del productor.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes