"La Bella y La Bestia", el clásico animado cobra vida

Continuando con las adaptaciones de sus clásicos filmes animados a cintas con personajes reales, Disney nos presenta este año la nueva versión de lo que fue el primer largometraje animado en recibir la nominación a Mejor Película, en los Premios Oscar de la Academia, “La Bella y la Bestia”.

Este es un cuento de hadas tradicional de Francia el cual contó, el siglo pasado, con diversas adaptaciones al cine en países de Europa. En los Estados Unidos Walt Disney intentó adaptarla en vida, pero no fue hasta 1991 que los mismos estudios Disney la convirtieron en una exitosa cinta animada, con la música y canciones de Alan Menken y Howard Ashman. Después inclusive pasó a ser un afamado musical de Broadway, el cual también se presentó en Panamá con un destacado elenco local.

Esta nueva versión cinematográfica, tipo “live action”, es fiel a su versión original animada y agrega nuevas escenas, manteniendo esas grandes canciones que han encantado a sus espectadores, mezcladas con nuevos temas compuestos para esta entrega por Alan Menken y Tim Rice.

La cinta inicia con el príncipe en su castillo, rodeado de lujos, quién al rechazar a una extraña, debido a su apariencia, es condenado a vivir con el aspecto de una bestia, una maldición que se extiende a todos sus sirvientes, que son convertidos en objetos vivientes. Y tal como en la versión animada, la única forma de romper el hechizo es gracias al amor.

Emma Watson, quien fue de niña introducida al cine por su papel como Hermione en la serie de “Harry Potter”, interpreta a la joven Bella, y por otra parte La Bestia está encarnada por Dan Stevens, cuyo aspecto es logrando gracias a los efectos especiales y la técnica de la captura de movimiento, hasta llegar a ser transformado en el príncipe. Kevin Kline interpreta al Maurice, el padre de Bella, Luke Evans interpreta al villano Gastón y Josh Gad a su ayudante. Además, cuenta con las actuaciones, y en su versión en inglés con las interpretaciones vocales en sus canciones, de Emma Thompson, Ewan McGregor, Ian McKellen, Audra McDonald, Gugu Mbatha-Raw y Stanley Tucci. Y en cuanto a versión doblada al español, la misma mantiene las letras de las canciones de la versión latinoamericana original, con ligeras variaciones.

Bajo la dirección de Bill Condon, esta cinta hace no sólo homenaje su versión animada, también a otras cintas clásicas musicales, como “La Novicia Rebelde”, con una escena en una montaña con Emma Watson parecida a la actuada por Julie Andrews. También vemos referencias a otras películas animadas de Disney, como “Aladino” y “La Sirenita”, y sutiles homenajes, como las letras W y D en medio del salón de baile, aludiendo a las iniciales de Walt Disney.

La película es un gran espectáculo visual y al mismo tiempo presta especial cuidado a los pequeños detalles. Es como una cinta clásica de Hollywood mezclada con las técnicas y efectos visuales de nuestra era, realizados aún más en su versión en 3D.

Es una emocionante historia que nos enseña la importancia del poder del amor y de no dejarnos llevar por las apariencias. Su última escena, en la cual los personajes, gente de todo tipo, bailan y celebran juntos, llama a la inclusión, de que unidos y sin perjuicios se puede lograr un mundo mejor.

Pienso que esta nueva versión de “La Bella y La Bestia” complacerá a los fanáticos de la cinta animada de 1991 e introducirá a una nueva generación a esta fábula ancestral y a su música inmortal.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes