EEUU necesita triunfos para enderezar eliminatoria

SAN PEDRO SULA, Honduras (AP) — Michael Bradley está consciente de la diferencia que hay entre jugar como local y hacerlo como visitante en el fútbol internacional.

“En algunos casos, la diferencia es toda”, dijo el capitán de la selección estadounidense la semana pasada, en la Red Bull Arena de Nueva Jersey. “Si uno mira acá, encontrará un estadio hermoso y una cancha en buenas condiciones”.

Pero ahora, Estados Unidos debe jugar en Centroamérica.

“El martes, en Honduras, todo será distinto”, pronosticó Howard. “Así que este grupo debe tener una mentalidad que entienda eso, que lo acepte y que se dé cuenta de que los resultados como visitante se consiguen de manera diferente”.

Los equipos suelen avanzar a la Copa del Mundo con triunfos como locales y con la cosecha de algunos puntos como visitantes. En casa, Estados Unidos había perdido sólo uno de 50 partidos de las eliminatorias (con 42 triunfos y siete empates) desde 1985, antes de caer ante México en noviembre y frente a Costa Rica el viernes.

En ese periodo, los estadounidenses acumularon 19 victorias, 16 empates y 15 derrotas en duelos como visitantes.

Se espera una temperatura de unos 32 grados centígrados (90 Fahrenheit) para el encuentro, que comienza a las 3:36 de la tarde (2136 GMT). Pero la humedad hará que la sensación térmica sea de unos 43 grados (110 Fahrenheit), y es posible que llueva.

La selección estadounidense ganó un partido aquí hace ocho años, por 3-2. En 2013, desperdició una ventaja de un gol que tenía en el medio tiempo, y cayó por 2-1 ante los “catrachos”.

Obtener al menos un punto en el Estadio Olímpico Metropolitano se ha convertido en una misión crítica para los estadounidenses, que marchan en el tercer puesto del hexagonal definitivo de la CONCACAF hacia Rusia 2018, con ocho puntos. Rebasan a Honduras sólo por diferencia de goles.

Los tres primeros lugares se clasifican directamente para la Copa del Mundo, y el cuarto deberá disputar un repechaje frente al quinto de Asia.

Con 17 unidades, México aseguró su boleto el viernes. Costa Rica suma 14 y podría obtener también el pasaje el martes.

Panamá tiene siete puntos, y podría trepar al tercer peldaño si derrota el martes a la visitante Trinidad y Tobago. Pero Estados Unidos recibirá a los canaleros el mes próximo y podría rebasarlos de nuevo.

El arquero estadounidense Tim Howard opinó que la derrota del viernes, por 2-0 ante Costa Rica, no cambia la estrategia que su equipo debe seguir ante Honduras.

“Pienso que preveíamos ir allá por el triunfo”, comentó.

Estados Unidos necesita rescatar puntos en los últimos tres partidos del hexagonal si quiere avanzar por octava vez consecutiva a una Copa del Mundo. Será anfitrión de Panamá el 6 de octubre en Orlando, y concluirá la eliminatoria cuatro días después en Trinidad y Tobago.

Tras comenzar el hexagonal con derrotas ante México y Costa Rica, Estados Unidos destituyó al técnico Jurgen Klinsmann y trajo de vuelta a Arena, que dirigió la selección de 1998 a 2006.

Otro revés ante los “ticos” ha puesto en nuevos predicamentos a la selección de las barras y las estrellas. Una victoria ante Honduras compondría el panorama.

“Vamos allá con la mentalidad de ganar el partido”, destacó Bradley. “Vamos a ser agresivos y a asegurarnos de que nuestros 11 jugadores en la cancha den todo”.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida