El Barcelona despide con victoria a su leyenda Andrés Iniesta

El Barcelona, que ya tenía asegurado el título de Liga, ganó 1-0 a la Real Sociedad (12º), este domingo en el Camp Nou, en un partido que ponía fin al campeonato, en la 38 y última jornada, convertido en homenaje de despedida a Andrés Iniesta.

El brasileño Philippe Coutinho hizo el gol de la victoria azulgrana (56) en un encuentro que comenzó con un inmenso mosaico en las gradas con el número ocho de Iniesta girado formando el símbolo de infinito y el lema "Iniesta infinito".

El público no se cansó de corear el nombre del centrocampista azulgrana, quien también vio como en el minuto 8 se desplegaba una gran pancarta con el mensaje "gracias por tanto", y a diez minutos del final fue despedido con una gigantesca ovación al ser sustituido.

Iniesta y su adiós fue la atracción de un partido sin nada en juego entre dos equipos que querían llegar al arco contrario controlando el balón.

El técnico Ernesto Valverde aprovechó para dejar de entrada en el banquillo a Leo Messi, que saldría en los últimos 25 minutos por Ousmane Dembélé.

Los azulgranas llevaron el peso del encuentro y a los diez minutos, Iniesta avisaba con un disparo desde la frontal.

El centrocampista azulgrana lo intentaría en varias ocasiones, buscando poder despedirse con un gol.

Los azulgranas llegaban aprovechando la velocidad por los lados de Jordi Alba y Ousmane Dembélé, quien dio el susto tras una dura entrada de Raúl Navas al tobillo del joven extremo francés.

Pero, tendrían que esperar a la segunda parte para que Coutinho soltara un disparo desde la frontal buscando la escuadra que supuso el 1-0 (56).

El gol animó a los dos equipos que dieron un punto más de intensidad a su juego para buscar la portería contraria.

Messi pudo poner el segundo de cabeza (76), pero el marcador ya no se movería, dejando una victoria azulgrana como la mejor forma de despedir a su leyenda en un día en que también dijo adiós al Atlético de Madrid su emblema, Fernando 'El Niño' Torres.

"Los hechos hablan por sí solos, el regreso de Fernando al Calderón (en 2015) había sido una cosa nunca vista. La despedida de hoy fue igual a su regreso", dijo Simeone tras el partido.

El delantero rojiblanco fue el autor de los dos goles del Atlético Madrid, que terminó el campeonato en segunda posición, en el empate 2-2 con el Eibar (9º).

Un gol de Kike García (35) adelantó al Eibar, pero entonces apareció Torres para hacer el empate (42), antes de rubricar el 2-1 en un mano a mano con el portero (60), aunque Rubén Peña se encargó de equilibrar (70) empañando en parte la fiesta de Torres.

El delantero fue recibido sobre el césped del Metropolitano con un gran mosaico en las gradas en el que se podía leer el lema "De Niño a leyenda" acompañado por su número nueve en un partido que el Atlético acabó con diez por la expulsión de Lucas Hernández (63).

Torres, al que todos sus compañeros buscaban constantemente para servirle el gol, avisó pronto con un balón demasiado cruzado.

El Atlético no concretaba y lo pagó cuando Kike García remató cruzado un pase de Joan Jordán para adelantar al Eibar (35).

El gol cayó como un jarro de agua fría en el Metropolitano, pero antes de ir al descanso, Torres aprovechó un pase de Ángel Correa para equilibrar el marcador (42).

Tras el descanso, Simeone buscó más mordiente metiendo a Griezmann y a Diego Costa, quien nada más salir al campo asistió a Torres para que superara en el mano a mano al portero serbio Marko Dimitrovic para hacer el 2-1 (60).

Pese al tanto, el Eibar siguió buscando el gol, beneficiado por la expulsión de Lucas Hernández por doble amonestación (63).

La insistencia del equipo vasco tuvo su premio cuando Rubén Peña soltó un tiro desde la frontal del área que se coló por la escuadra de Jan Oblak ((70) poniendo el 2-1 definitivo.

Curiosidades, videos, noticias y más de la Copa Mundial ¡AQUÍ!

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida