Telemetro Telemetro Logo

El fútbol de Panamá es mayor de edad, ¡ya tiene cédula!

La mejor manera de entender la historia del fútbol panameño: la selección es nuestro hijo y acaba de sacar su cédula de mayoría de edad.

Panameños, hemos sido definidos como personas luchadoras y determinadas a lograr objetivos. A lo largo de los meses que llevo escribiendo este blog he podido conocer panameños que han sido un gran ejemplo de superación, enseñándonos a no tener límites y perseguir nuestros sueños.

La selección de Panamá hoy día también cuenta como una de estas historias de vida y superación .

¿Por qué un panameño, en cualquier parte del mundo en el que se encuentre, se siente taaaan emocionado de esta hazaña histórica?

¡Man es que la gente de afuera ni sabe!

Entre la falta de fe en la selección, poco presupuesto y una gran lucha con el destino; la historia del fútbol panameño se sigue escribiendo y es hermoso sentir que la estamos viviendo.

 

Saquemos cuentas: yo soy del 88 de sangre chiricana y mi infancia está marcada por los juegos de béis, ver a mi familia comprar bates y guantes o manillas de sóftbol era lo tradicional, cada verano la emoción era entorno a los partidos de béisbol nacional, costumbre que sigue vigente. El fútbol no era el gran protagonista en Panamá en los 90´s ¿pero por qué? ¿qué sucedió esos años que no se pudo crecer como se hubiera querido? Eso se los cuento a continuación.

Leyendo la historia del fútbol panameño he podido llegar a la siguiente conclusión:

La selección de fútbol de Panamá acaba de convertirse en mayor de edad.

Sí, así mismo, haciendo la analogía con un varoncito nuestra sele ha cambiado de voz, ya tiene bozo definido y cédula. ¿Por qué hago esta comparación?, porque han tenido que pasar más de 80 años para que hoy podamos cantar con emoción las notas del Himno Nacional de Panamá en un mundial de fútbol, y ahora es que la ‘vaina’ se pone buena porque hay que demostrar que somos capaces de ser adultos responsables y que esa cédula tiene valor.

Seguiré con la analogía del varoncito para echarles el cuento .

Embarazo:

En la década de los 20´ fue el embarazo de la selección, una época en la que se hacen los primeros intentos de hacer algo con el fútbol nacional. En 1930 se realiza la primera Copa Mundial y la selección panameña sigue en gestación.

Parto o alumbramiento:

Es hasta 1937 que nace la FEPAFUT y según cuenta la historia, ese año la selección de Panamá juega por primera vez internacionalmente contra la sele de Jalisco que representaba a México en ese momento.

Infancia:

El niño ha empezado a crecer y en los años 80´s se dan una serie de conflictos con la FIFA ya que se realizan actualizaciones a la ley deportiva, sobre todo por las férreas tácticas defensivas de los equipos, ya que fuera del terreno de juego, la violencia se convirtió en un serio problema durante esos años.

Entorno a las nuevas normativas Panamá queda suspendida y aislada internacionalmente de manera indefinida, lo cual tuvo una duración de 4 años hasta la realización de elecciones con intervención de la FIFA, Concacaf y el COP. Como niño castigado por la maestra de escuela, Panamá queda rezagado por un tiempo, va conociendo el mundo y entiendo mejor las reglas del juego. Debe portarse bien para aprobar la escuela.

Dejando atrás lo sucedido Panamá participa en 1993 en la segunda edición de la Copa Oro de Concacaf, teniendo altas y bajas durante la década de los noventa; momento en el que, así como yo, la infancia de miles de panameños se encuentra de cara a la pre-adolescencia de la selección.

Adolescencia:

La adolescencia puede estar caracterizada por marea de emociones, los fracasos que te ayudan a entender que esta vida no es fácil y hay que trabajar duro para alcanzar nuestras metas. Entre el ego de un adolescente que cree que todo lo sabe y la inexperiencia, esta difícil etapa de un equipo de fútbol no es muy diferente a la un “puberto” común y corriente. En el año 2000 inicia la nueva era del futbol panameño, lleno de sinsabores, subidas de presión y muchas lágrimas de tristezas y alegrías.

Entre los tropezones, aprender a trabajar en equipo, manejo de disciplina y entender la visión internacional de un equipo de fútbol, Panamá comienza a subir escalones: 


Mayoría de edad:

Nuestro hijo ha crecido, se ha graduado de primaria y secundaria, ahora cumple 18, obtiene la cédula y ya tuvo su primer día de clases en la universidad, donde se empieza a formar como un verdadero profesional, inicia una carrera en la que debe superarse a sí mismo cada día. Así puedo ver el gran 18 de junio de 2018 en el que se entonó por primera vez las notas del Himno Nacional de Panamña en Saransk, Rusia; no como el fin del trayecto, sino como el inicio de una nueva etapa en la que ahora se tiene mayores responsabilidades y deberes.

Literalmente puedo decir que siento que he crecido junto a la selección, de una infancia donde no se escuchaba mucho del fútbol nacional, poco a poco fui viendo la participación de la selección en las distintas etapas, muchos de los partidos mencionados los vimos y los recordamos. Personalmente recuerdo las celebraciones, las risas, el llanto, la tristeza y la emoción que me invadió en cada juego, y así como yo se que tu también lo viviste.

Paso a paso maduramos, creció la afición, y se sembró la fe en la selección; ahora el fútbol ocupa un lugar especial en los panameños, y hoy no hay mayor satisfacción que ver a la sele cumplir sus sueños, el sueño de la Marea Roja y poder decir en un mundial ¡ALCANZAMOS POR FIN LA VICTORIA!




PERFIL

Daisy Serracin

Milenial. Rebelde con causa. Estudié producción audiovisual para romper la línea recta de médicos y abogados en mi familia. Amante de la fotografía y el intercambio cultural. He realizado estudios en administración y recursos humanos, lo que me llevó a conocerme mejor y entender con más facilidad a los demás. Creativa y soñadora, pero sin dejar de pisar tierra.

 Tuve la oportunidad de trabajar en un proyecto cultural, enamorándome aún más de mi Panamá.

 Con herencia de dos países diferentes y con ansias de compartir conocimiento y vivencias a través de mis fotos, inicio Shot Cultural, para crear una comunidad de diversidad e intercambio entre etnias, religiones y culturas.